El ballet clásico o danza clásica


El ballet (del italiano balletto, diminutivo de ballo; en español baile), danza académica o danza clásica es una forma concreta de danza y también el nombre de la técnica correspondiente. Según las épocas, los países o las corrientes y el espectáculo, esta expresión artística puede incluir: danza, mímica, y teatro (de orquesta y coral), personas y maquinaria.

El ballet clásico o danza clásica es una forma de danza cuyos movimientos se basan en el control total y absoluto del cuerpo, el cual se debe enseñar desde temprana edad. Se recomienda iniciar los estudios de esta danza clásica a los seis o siete años, ya que el ballet es una disciplina que requiere concentración y capacidad para el esfuerzo como actitud y forma de vida. A diferencia de otras danzas, en el ballet cada paso está codificado. Participan invariablemente las manos, brazos, tronco, cabeza, pies, rodillas, todo el cuerpo en una conjunción simultánea de dinámica muscular y mental que debe expresarse en total armonía de movimientos.

También se utiliza el término ballet para designar una pieza musical compuesta, a propósito, para ser interpretada por medio de la danza. El ballet es una de las artes escénicas.

Historia de la Danza

La Historia de la danza estudia la evolución de la danza a través del tiempo. Desde la prehistoria el ser humano ha tenido la necesidad de comunicarse corporalmente, con movimientos que expresaban sentimientos y estados de ánimo. Estos primeros movimientos rítmicos sirvieron igualmente para ritualizar acontecimientos importantes (nacimientos, defunciones, bodas). En principio, la danza tenía un componente ritual, celebrada en ceremonias de fecundidad, caza o guerra, o de diversa índole religiosa, donde la propia respiración y los latidos del corazón sirvieron para otorgar una primera cadencia a la danza.

El ballet surgió en la Italia del Renacimiento (1400-1600). Fue en Francia durante el reinado de Louis XIV, apodado Rey Sol que surge la necesidad de la profesionalización y en 1661 se crea la primera escuela de danza: Académie Royale de la danse. En 1700 R. A. Feuillet publicó Choréographie ou Art de noter la danse donde por primera vez se reproduce la totalidad de los pasos codificados y se funda un primer conato de transliteración o notación de las figuras. En 1725 P. Rameau con su Traité Maître a danser perfeccionó toda la técnica hasta entonces planteada.

Fueron de vital importancia de cara al nacimiento del Ballet Romántico las reformas actuadas por G. Magri con su Trattato teorico-practico di Ballo en 1779 proporcionando un repertorio intacto de figuras y por J. G. Noverre con su tratado Lettre sur le ballets et les arts d’imitation donde da vida al Ballet d’action el ballet pantomima. En 1713 se creó la segunda Académie Royale lo que hoy conocemos como la Opera de París.

Toda esta reforma fue experimentada y puesta en práctica por F. W. Hilferding en 1735 al regresar a su ciudad natal Viena fue nombrado Maestro de Ballet y en 1740 emprendió la tarea de introducir el Realismo en el propio Ballet.

Métodos

En la actualidad todas son fuentes de inspiración mutuas pero merece la pena saber el origen de cada una de ellas. Existen diferentes métodos, un legado básico de cuatro.

En 1661, en Francia se crea la primera La Académie Royale de danse considerada oficialmente profesional. Conocida como la Danza Clásica. A través de su constituida terminología fue divulgándose como referente por todo el mundo. Caracterizada por una extremada precisión en la ejecución y la elegancia refinada del movimiento. No será hasta 1920 donde se integrará los aportes de la escuela italiana y de sus numerosos artistas rusos desarrollando, a partir de mediados del siglo XX, un movimiento que acentuará los puntos extremos de los saltos y de la extensión.

Escuela Danesa, heredera de la tradición italiana, conlleva a desarrollar un estilo particular donde la virtuosidad de los bailarines es remarcada por el trabajo de la rapidez de los pies. Las batteries, el acento, el porte, sobre el trabajo de piernas, la vivacidad en los pasos de enlazamiento y en el salto. El estilo Bournonville se caracteriza por la continuidad de los Enchaînements, la ligereza y la precisión rítmica.

En 1820 se funda la Escuela italiana de danza por Enrico Cecchetti,(1850-1928)]. Tiene una gran tradición de pantomima, una implantación del estilo francé aportada por C. Blasis. Sus características principales son la continuidad del flujo de movimiento en los desplazamientos y el centro de gravedad.

En Rusia Agrippina Vaganova (1879-1951) desarrolló el Método Vaganova. . A. Vaganova creará un sistema pedagógico que contribuirá a la formación de la escuela Rusa. Este método aleja la graciosa gestualidad francesa dejando paso a la gravitación del método Cecchetti, acentuando el peso, el aplomo al suelo, la fuerza del impulso y desarrollando una elasticidad muscular extrema.

La Escuela Americana tiene influencia italiana aportada por Tudor y rusa, aportada por Balanchine y otros coreógrafos y bailarines de los Ballets Rusos de Sergei Diaghilev. Esta escuela se nutre de la emigración de maestros después de la Revolución Rusa de 1917.

Ballet de acción

El ballet de acción o ballet-pantomima es un espectáculo coreográfico narrativo, cuyo argumento se desarrolla con ayuda de la danza y de la pantomima. Empezó a representarse en el siglo XVIII al socaire de la ópera-ballet y de la comedia-ballet que el trío Lully— Molière —y Pierre Beauchamp habían puesto en escena por toda Europa durante el reinado de Luis XIV.

Después de haber triunfado en los teatros de la Feria y en la Opéra-comique de París el ballet-pantomima se extendió por toda Europa hacia la mitad de siglo: Londres, Viena, San Petersburgo y diversas ciudades italianas en las que, los ballets-pantomima son dirigidos por los maestros: Gasparo Angiolini y Jean-Georges Noverre. Éste último, verdadero teórico de la danza, le dio el nombre de ballet de acción, mucho más adecuado que el de ballet-pantomima. En sus escritos Lettres sur la danse (edición de 1807) afirma: “Me atrevo a decir, sin falso pudor, que yo resucité el arte de la pantomima; que estaba enterrado bajo las ruinas de la antigüedad”. Sus discípulos enseñaron esta nueva forma de ballet más próximo a las preocupaciones cotidianas. Maximilien y Pierre Gardel impusieron este género que perduró hasta el siglo XX, en especial a través del ballet romántico.

Los tres géneros

En 1760 Noverre definió tres géneros de danza (y de bailarines): la danza noble o danza seria y heroica que conlleva, en sí misma, el carácter de la tragedia. La mixta o semi-seria a la que se denomina comúnmente demi-caractére, que es la comedia noble o alta comedia y la danza grotesca (o danza cómica) conocida, erróneamente como pantomima lo que, en realidad, no es dado que no tiene diálogo, aunque se basa en el género cómico, alegre y placentero.

En 1817 ante la confusión que reinaba en la Ópera de París entre los tres géneros, el conde de Pradel fijó un conjunto de medidas para que el ballet tuviera más rigor. Al año siguiente, los maestros de ballet Pierre Gardel y Louis Milon escribieron lo siguiente:

La danza noble exige una altura elevada, bien proporcionada y, sobre todo, una fisonomía noble. Su género abarca todos los movimientos musicales conocidos con los nombres siguientes: zarabanda, pasacalle, el adagio a 3 y 4 tiempos, la loure (danza bailada al son de la gaita), el minuet, la chacona a 2 y 3 tiempos, el aire marcial a 2 tiempos, como las marchas, la giga, la gavota cercana al movimientos de la chacona a 2 tiempos y, en general, todos los grandes caracteres, como los faunos, tártaros, poloneses, furias, etc.

La danza demi-caractère exige una altura mediana, una figura esbelta y graciosa, y una fisonomía agradable. Su representación contiene los movimientos musicales siguientes: el romance, la siciliana la musette galante, el minuet gracioso, el andante, la pastoral, la giga la gavota y todos los caracteres de céfiros, sílfides, trovadores, pastores, griegos, romanos, etc.

La danza cómica exige una talla no muy alta y más fuerte que fina, una fisonomía jovial, sonriente y expresiva, los movimientos musicales basados en: la musette campestre y pastoril, el minuet cómico y grotesco, 4 tiempos, 3/8-6/8 y 12/8 tiempos, el tambourin, contradanzas francesas, allemandes y, en general, todos los caracteres cómicos del género.

También es recomendable leer el libro de “Ballet Shoes” de Noel Streatfield para saber un poco más del ballet. Fuente es.wikipedia.org

El ballet clásico o danza clásica   Danza Clásica adultos Danza Clásica Ballet clásico ballet

Bailarina basculando (bailarina verde), 1877-1879. Edgar Degas. Museo Thyssen-Bornemisza

 

¿Le gusta esto? Puede compartirlo.