Cómo obtener un cuerpo de bailarina


Si lo que quieres es tener un cuerpo de bailarina, los hechos pueden ser algo desalentadores. Una bailarina profesional debe medir entre 5 pies y 2 pulgadas y 5 pies y 8 pulgadas de altura (1,57 y 1,73 m.), ser delgada y ágil, tener una relación miembro-torso perfecta, un cuello largo, una cabeza pequeña y pies arqueados a la perfección con una buena punta. No puedes hacer mucho respecto a tu estructura ósea, tu altura y contextura, pero sí puedes conseguir una figura un poco más similar a la de una bailarina.

Instrucciones

1 – Asegúrate de estar lo suficientemente sana para realizar actividad física.

2 – Nutre tu cuerpo. Para obtener la apariencia esbelta de las bailarinas es preciso que desarrolles masa muscular y reduzcas la grasa del cuerpo. Esto no será posible si no le aportas a tu cuerpo los nutrientes necesarios. Además, si no consumes la cantidad suficiente de vitaminas y minerales esenciales, tus tejidos conectores serán más susceptibles a sufrir heridas y eso te impedirá entrenar. Para quemar calorías debes comenzar una dieta que sea apropiada a nivel nutricional para tu condición física actual. A la larga,.las dietas extremas que limitan enormemente la cantidad de calorías o suprimen las proteínas estropearán tu apariencia de bailarina.

3 – Desarrolla tu fuerza. Se sabe que las bailarinas en general poseen unas piernas con una fuerza increíble, pero las bailarinas modernas también tienen la parte superior del cuerpo bien tonificada. Quizás lo más importante para lograr el look esbelto de las bailarinas es aumentar la masa muscular de otros tejidos del cuerpo. No obstante, tómate con calma el levantamiento de pesas si tiendes a desarrollar músculos grandes. En su lugar, practica ejercicios en los que emplees el peso de tu propio cuerpo para obtener resistencia. Por ejemplo, las bailarinas pueden hacer muchas flexiones de brazos. Si deseas hacer del ballet una carrera, consulta con tus instructores para saber cuáles son los mejores ejercicios de fuerza para alcanzar tus metas estéticas y el mejor nivel de rendimiento.

4 – Fortalece los músculos del torso y desarrolla una buena postura. La forma elegante en que se mueven las bailarinas se debe a la estabilidad de sus músculos centrales (abdominales, espalda y músculos laterales). La postura de las bailarinas es distinta a la postura militar. Las bailarinas tratan de mantener su columna lo más recta posible, sus caderas metidas hacia adentro y sus hombros hacia abajo y atrás, pero no tan hacia atrás que parezcan soldados. Los ejercicios para fortalecer los músculos del torso te ayudarán a conseguir una buena postura.

5 – Entrena tu cuerpo con ejercicios que imiten los movimientos de ballet. Por ejemplo, si logras desarrollar tu extensión (tu capacidad para elevar una pierna derecha frente a tu cuerpo) y una buena postura arabesca, podrás moverte como bailarina, incluso de forma inconsciente.

6 – Mejora tu equilibrio. El equilibrio es un fenómeno neurológico. Los ejercicios de equilibrio, como aquellos en los que debes realizar ciertos movimientos sencillos con los ojos cerrados, no son necesariamente exigentes a nivel físico, pero pueden ser muy difíciles al principio. Si practicas estos ejercicios con regularidad entrenarás tu cerebro y tu sistema nervioso para mantener tu cuerpo centrado a nivel físico mientras haces todas tus actividades, y te desplazarás con mayor gracia sin siquiera pensar en ello.

7 – Elonga tus músculos. Mejorar y mantener la flexibilidad es esencial para prevenir las heridas. Perfeccionando tu equilibrio, al igual que tu agilidad, podrás moverte con más elegancia de una forma natural.

8 – Haz mucho ejercicio cardiovascular. Las clases de ballet para principiantes suelen estar llenas de bailarinas esperanzadas que luchan para estar lo más delgadas posible y lograr la apariencia que quieren. Las clases de ballet son muy demandantes a nivel físico, pero no son muy buenas para tu ejercitación cardiovascular. Sal a correr, nada, asiste a clases de aerobic o incorpora algún otro ejercicio cardiovascular a tu rutina al menos tres veces por semana. Si intentas convertirte en bailarina conviene que escojas una actividad que permita incrementar tu capacidad para moverte, en lugar de una que restrinja la flexibilidad.

Consejos y advertencias

Ignora los comentarios desalentadores sobre tu incapacidad para alcanzar los estándares físicos que se necesitan para el ballet. Estos estándares cambian constantemente. Combinando el trabajo duro con la habilidad y el talento, muchos bailarines brillantes que parecían no contar con las capacidades físicas requeridas, han logrado destacarse en el baile profesional.

Consulta a tu médico para asegurarte de que no tengas ningún problema físico que pueda agravarse con una ejercitación intensa. Si piensas hacer cambios en tu dieta, procura también discutir tus necesidades nutricionales con el médico.

No te mueras de hambre. Las verdaderas bailarinas no están malnutridas. Las bailarinas se cuidan con las comidas, pero se aseguran de que sus cuerpos obtengan todos los nutrientes y calorías que les hacen falta, sobre todo los carbohidratos que les aportan energía y las proteínas para desarrollar y reparar aquellos músculos que usan tanto.

No adoptes una actitud competitiva con respecto a la flexibilidad. No todas podemos ser súper ágiles y sobrepasar tus límites podría ocasionarle un daño irreversible a tus músculos y tejidos conectores. Escoge o diseña una rutina de elongamiento que sea apropiada para tu cuerpo.

Escrito por contributing writer
Traducido por laura guilleron

Cómo obtener un cuerpo de bailarina

Diana Vishneva for Vogue Russia by Patrick Demarchelier

 ©2013 Danza Ballet®