Hacia arriba

Danza Ballet

#

Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche




22 marzo, 2008
Imprimir

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche“Calígula”: un pretexto para Nicolas Le Riche

Con la coreografía de Nicolas Le Riche, ese amado “danseur étoile” de la Ópera de París, “Calígula”, un ballet en cinco actos (comprimidos sin intermedio durante una hora y media), se estrenó en 2005, y ahora ha vuelto al Palais Garnier.

Por colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche Isis Wirth (desde Francia)

La música es la de las “Cuatro estaciones” de Antonio Vivaldi –ah, “maravillosa” capacidad de esta partitura de ser utilizada para no importa cuál intención- , junto con una creación electroacústica –bastante aburrida- de Louis Dandrel, en tanto que la dramaturgia es de Guillaume Gallienne.



Como sabemos, el emperador romano Calígula, hijo de Germánico, fue un personaje altamente contradictorio. Durante su reinado, de menos de cuatro años de duración, pasó de la popularidad y el buen gobierno al despotismo cruel y extravagante, hasta que fue asesinado en el 41 de nuestra era por el senador Chaerea, impulsado por los patricios del Senado.


colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche


Caligula – Chorégraphie : Nicolas Le Riche – Clairemarie Osta et Nicolas Le Riche
Photos Anne Deniau


Pero también Calígula fue un artista a su manera, y en otra más profunda y verdadera: amoroso de la Luna, de su caballo Incitatus (a quien le construyó un palacio), admirador sin límites del teatro – y era un devoto del mimo Mnester-, se creía un escogido de los dioses y vivía en el mundo de los sueños.




El misterioso Calígula –probablemente epiléptico, como muestra el ballet- es pues materia de poesía, y Nicolas Le Riche lo ha querido convertir asimismo en materia de danza. Es comprensible: la riqueza y complejidad del emperador romano es ideal para ese gran bailarín, de una capacidad dramática e interpretativa extraordinarias. Pero, ¿qué hay del resto? Sin dudas, como un solo hubiese funcionado estupendamente, como ya de hecho funciona: es una de las actuaciones más esplendorosas y trágicas que hayamos podido ver de Le Riche, y pleno aún de su poder físico, por demás. Lo cual no quiere decir que los otros intérpretes (Wilfried Romoli, Chaerea, el senador; Benjamin Pech, el mimo Mnester; Clairemarie Osta, la Luna) no hayan estado a su altura: son creíbles y convincentes.

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche


Caligula – Chorégraphie : Nicolas Le Riche – Clairemarie Osta et Nicolas Le Riche
Photos Anne Deniau


A Le Riche le falta pericia coreográfica, ese “saber hacer” (que desgraciadamente suele no aprenderse) para que un paso junto al otro le construyan sentido –que ni siquiera tiene que poseer un “significado”- a una frase, y de éstas que se pueda pasar al “todo” en general.




La puesta en escena es confusa al principio. Con la excepción por supuesto de Calígula, no se identifican fácilmente los personajes sin ayuda de las notas al programa, aunque luego se organiza mejor la “situación”, pero no llega a ser fluida.

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche


Caligula – Chorégraphie : Nicolas Le Riche – Clairemarie Osta et Nicolas Le Riche
Photos Anne Deniau


Si bien los actos y las escenas se estructuran de un modo que no es en principio eminentemente narrativo (pese a que Le Riche se propuso insuflarle el hálito de una “tragedia clásica”), haciendo hincapié por el contrario en el aspecto “poético” del asunto y en lo inasible y doloroso de la personalidad de Calígula, el creador, acaso más sustancia “abstracta” hubiese servido mejor a los fines de esta obra. Dicho esto, no creemos tampoco que un más claro acento “poético” la hubiese salvado, porque lo fundamental es un problema de “lenguaje” que brilla por su ausencia.


A aplaudir, por demás, la interpretación de la partitura de Vivaldi por los músicos de la Orquesta de la Ópera de París, bajo la dirección del violinista Frédéric Laroque.



Y, naturalmente, gracias a Nicolas Le Riche, por este pretexto malogrado, sí, para ponerse en valor él mismo pero donde su asunción de ese quizás paradigma del tirano en tanto artista alcanza alturas insospechadas.

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche


Caligula – Chorégraphie : Nicolas Le Riche – Clairemarie Osta et Nicolas Le Riche
Photos Anne Deniau



en Danza Ballet

The Forsythe Company

Ballet La Fermosa: The Jewess of Toledo

Dresden SemperOper Ballett

 Temporada de ballet 2008-09 Opera de París

Terpsichore Gala VII

Romeo y Julieta por el Ballet Preljocaj

© 2005 – 2008 Danza Ballet

00034

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: Calígula de Nicolas Le Riche

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies