Hacia arriba

Danza Ballet

#

Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas

7 julio, 2010
Imprimir

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas"La petite danseuse de Degas”: una historia de “familia”.

Inspirado –palabra bien pálida para remitir a la densidad y la intensidad de su obra plástica sobre la danza- sin cesar por el ballet y las bailarias, Edgar Degas ha sido a su vez la inspiración de varias piezas coreográficas. Su escultura más célebre, más inquietante y misteriosa, “La petite danseuse de 14 ans” (en el Museo de Orsay en París), fue hecha ballet por Patrice Bart para la Ópera de París en 2003.

Por colaboradores  Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas Isis Wirth (París)

Con una música encargada especialmente a Denis Levaillant, el vestuario de Sylvie Skinazi y los decorados de Ezio Toffolutti, “La petite danseuse” de Bart (autor también del tema junto a Martine Kahane) ha vuelto ahora a la Ópera Garnier, justo el escenario donde el “drama” original tuvo lugar.

La “petite danseuse” que le sirvió de modelo a Degas era Marie Van Goethem, integrante del Ballet de la Ópera, lo mismo que sus hermanas Antoinette y Charlotte, también modelos del artista. El libreto, una indagación “poética” a partir del universo degasiano de la mano de lo narrativo durante dos actos, toma elementos de la vida de las tres hermanas.
 

colaboradores  Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas

Dorothée Gilbert y Mathieu Ganio, La petite danseuse de Degas – Ballet de l' Opéra de Paris
Fotos: Julien Benhamou

Como puede ser acaso “habitual” en las coreografías emanadas de Degas, lo esencial y más valioso es la inmersión por medio del movimiento en… este mismo que “congeló” el pintor y escultor. La evocación del “ambiente” plástico tan particular –y hasta reverenciado por los amantes del ballet- de Degas, fue lograda con fuerza sutil, casi tan evanescente como en los cuadros del artista.

Pero, ¿era necesario hacer un ballet narrativo para ello? (Como casi siempre, that is the question.) Quizás sí, porque se imponía, al escoger tan sólo una obra, restituirle e incluso imaginarle en la invención una historia al personaje en cuestión, sin contar sus referentes reales.

Ciertamente, Bart podía haber aligerado en algo la construcción de la trama, que por momentos se hace pesada en su transcurso.

No obstante, el “perfume” degasiano que permanece es tan intenso…y duradero, que cualquier “veleidad” narrativa es perdonada.


La étoile Clairemarie Osta como la “Petite danseuse” no pudo ser más asombrosamente parecida al “original” que hizo carne. Y otra étoile, Dorothée Gilbert, interpretó a la “Étoile” de la Ópera, hada madrina y figura tutelar de la pobre y trágica Marie Van Goethem, cuya salvación inmortal fue gracias a un Arte genérico en sí, y no precisamente ese del ballet al que parecía destinada.

Agradable sorpresa el que se haya invitado a Elisabeth Maurin, otrora étoile de la compañía, para el rol de la Madre de Marie. Recuérdense en los cuadros de Degas a las omnipresentes madres de las bailarinas. El ballet de Bart le rinde, quién sabe, el “homenaje” merecido, al menos en lo que respecta a la viuda Van Goethem, verdaderamente un hada Carabosse.

Con su acostumbrada elegancia, una suerte de esfinge, José Martínez, étoile, es lo suficientemente cruel y lejano como “El abonado” –otra constante, junto con las madres, en el mundo del ballet parisino de la época-, en quien con desdicha Marie intenta ver al “amor ideal”.

Benjamin Pech, también étoile, como “el Hombre en negro”, una paráfrasis del destino de Marie y asimismo de Edgar Degas, y el personaje más abstracto del ballet (habrían sido bienvenidos otros más de tal estirpe, pero, again, Bart no podía sino contarnos una historia casi de la A a la Z), fue más atractivo en su singularidad que nunca, como si estuviese habitado, tanto como Clairemarie Osta.

Creo que es ese verbo, “habitar”, en tal acepción, el que pudiera mejor definir a este ballet degasiano. Los hilos invisibles entre entonces y hoy, en el Ballet de la Ópera, han sido hechos visibles.

Charlotte, la hermana menor de Marie, sí hizo carrera en la Ópera, contrariamente a Antoinette y Marie. Sin duda decidida a superar el fracaso de sus hermanas mayores, arribó hasta el rango de “sujet”, bailaba con frecuencia y era apreciada. Sus fotografías aparecían junto a las de Carlotta Zambelli y Clotilde Piodi, en los artículos sobre ballet.

Se retiró en 1933, a la edad de 64 años, como profesora de la escuela de la Ópera.

En 1927, una cierta Yvette Chauviré entró en la escuela. Su primera maestra fue Charlotte.

Yvette Chauviré fue, luego, maestra de Patrice Bart.

“La petite danseuse de Degas” es pues una historia de “familia”.

Como acaso tan sólo el Ballet de la Ópera de París puede aún otorgar, en lo inasible que paradójicamente precisa a este arte de transmisión por excelencia.

 colaboradores  Ballet de la Ópera de París: La petite danseuse de Degas

Clairemarie Osta, La petite danseuse de Degas – Ballet de l' Opéra de Paris
Fotos: Julien Benhamou

 

en Danza Ballet

La Bayadera: Ballet de la Ópera de París

© 2005 – 2010 Danza Ballet

00034

Abbado y la Filarmónica de Berlín, todo un acontecimiento Claudio Abbado al frente de la Orquesta Filarmónica de Berlín es siempre un acontecimiento de primera  magnitud en la capital alemana. Una vez al año visita este milanés de 78 años (cumple 79 el próximo 26 de  junio) a la orquesta que dirigiera entr...
Dancing with the Stars   BREVE AVENTURA DE DOS CISNES Y UN PRINCIPE EN LA TELEVISION ESTADOUNIDENSE. “Del lobo al menos un pelo”, dice un antiguo adagio. Es por eso que la breve incursión en la T.V. estadounidense de tres bailarines clási...
El Greco, profeta del modernismo Más de 100.000 visitantes han presenciado ya una muestra única de El Greco y artistas contemporáneos como Pablo  Picasso, Paul Cézanne, Vincent van Gogh y Robert Delaunay, entre otros, que se realiza del 28 de abril al 12 de  agosto de este año en el...
NOCHE DE ENSUEÑO El programa que el American Ballet Theatre anunciaba en su tercera semana de actuaciones, no podía ser más atractivo: Dos joyas coreográfícas  de los más  importantes hacedores de danzas del Siglo XX (y ...
Las llamas de París. El ballet y la propaganda Stalin adoraba un ballet llamado “Las llamas de París”; probablemente era el ballet preferido de quien asistía con regularidad a las funciones del Bolshoi. Lo hacía representar en cada aniversario de la Revolución de octubre, pues era considerado un...
Ballet Onegin – American Ballet Theatre (ABT)   Onegin, el héroe siniestro de Pushkin. Muchos años han pasado desde que el Ballet de Stuttgart ofreció varias temporadas en Nueva York, que sucedieron al final de la década de los años 60 y principio de los 70. Recuerdo con emoción las veces...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies
Conozca TLM