Hacia arriba

Danza Ballet

#

Ballet de Stuttgart

8 marzo, 2009
Imprimir

colaboradores  Ballet de Stuttgart
Un Hamlet elocuente


Shakespeare y el ballet, Shakespeare y el cine…, en fin, un tema largo, casi siempre renovado, pues es ese el poder del “Cisne de Avon”.

Por colaboradores  Ballet de Stuttgart Isis Wirth (Munich)

El Stuttgarter Ballett (dirigido por Reid Anderson), una de las compañías más sobresalientes del mundo, es por derecho propio una “shakesperiana”, de la mano de su alma vital, John Cranko, el autor de un referencial “Romeo y Julieta” y una distinguida “Fierecilla domada”.

Hace muy poco, retomó el “Hamlet” estrenado en octubre de 2008, en coreografía del norteamericano Kevin O’Day, con música del también norteamericano John King, nacido en 1953, quien ha solido colaborar estrechamente con O’Day.

El coreógrafo, luego de bailar en el Joffrey Ballet, el American Ballet Theater, el Ballet de Frankfurt, entre otros, comenzó su creación en 1994, con el White Oak Dance Projet de Mikhail Baryshnikov. Luego fundaría con John King su Ensemble O’Day Dances. Este “Hamlet” no es su primer título para el Ballet de Stuttgart. Dirige desde el 2001 el Ballet de Mannheim (Alemania), y sus obras se han bailado en compañías como el New York City Ballet y el Real Ballet Danés, por sólo mencionar a éstas.

A través de dos actos – para dos horas y 15 minutos de duración- la tragedia adquiere su propia personalidad dancística y gestual. Por conocido e indispensable que sea “Hamlet”, no habría necesidad de un saber argumental previo para entender la trama en este ballet. La dramaturgia realizada por Vivien Arnold es muy eficaz, asi como los decorados y vestuarios –sobrios pero suficientes- de Tatyana van Walsum, y las luces de Mark Stanley.

colaboradores  Ballet de Stuttgart


Stuttgarter Ballet 2009 – Hamlet – Chor: Kevin O´Day – Tanzer Evan McKie 


Falta “poesía”, sin embargo, acaso bastante necesaria cuando de transposición del teatro a la danza se trata, pues se requiere de una síntesis que hemos de convenir en llamar, de ese modo, “poesía”. Pero ello no representa perjuicio alguno, habida cuenta del poder de la  narrativa.


El lenguaje de O’Day es ecléctico, usa pasos clásicos en su reciedumbre expresiva cuando se avienen. Si no, hay recurrencia a un cierto “contemporáneo”, sin que resulte ostensible en el modo que se pueda rastrear un “más de lo mismo”. O’Day puede situarse en una voz bastante personal, “limpia” y nítida.  Lo más definitorio es que  “dice” con claridad acendrada por medio del movimiento, sea éste de la procedencia que fuera.

La partitura de King se revela eficiente, se amolda a la dramaturgia y al baile como un guante, sin ser particularmente notoria. Hay, eso sí, características atonales, pero sobre todo “fusión”, del jazz, el rock, el funk, en una manera casi siempre agradable.

Más allá de estos logros, lo más difícil es la interpretación del endiablado Hamlet. Y hete aquí lo mejor de la noche: el solista Evan McKie, alto y fuerte, conquistó con su Príncipe de Dinamarca, elocuente y conmovedor, sin una nota falsa. Con pocos medios, nos sitúa en la tragedia y en los tormentos de la criatura de Shakespeare. No lo he visto con anterioridad, pero diría que su estrella está en ascenso.

La  reconocida Katja Wünsche, fina y pálida, fue la Ofelia ideal. Su fragilidad, pero también su fuerza, se revelaron exquisitas.  A la escena de la “muerte de Ofelia” le faltó, no obstante, más empaque, pero ello no se le podría adjudicar a Wünsche, sino a la coreografía: fue el único momento donde no hubo vuelo.

Y menciono al delicioso y pujante Alexis Olivera como Laertes, aunque en general todos los intérpretes fueron aceptablemente espléndidos.

El “Hamlet” de O’Day trajo un ballet memorable, y la confirmación de una compañía capacitada como muy pocas para estos menesteres que reclaman no solamente bailarines sino artistas.

colaboradores  Ballet de Stuttgart


Stuttgarter Ballet 2009 – Hamlet – Chor: Kevin O´Day

en Danza Ballet

Marcia Haydée para Danza Ballet

Ballet de Stuttgart en el Teatro Real de Madrid

Biografía John Cranko

© 2006 – 2009 Danza Ballet

00034

CHARLES JUDE, Director del Ballet de la Ópera de Burdeos «Los Ballets Rusos revolucionaron el modo de bailar» Charles Jude Fundación Kursaal presenta esta tarde su particular 'Homenaje a los Ballets Rusos', interpretado por el Ballet de la Ópera de Burdeos. Por Iratxe de Arantzibia El mundo de la ...
Ballet Kirov el Olimpo del ballet Un nombre mítico, sí. Poco habría que decir al respecto. La compañía de San Petersburgo se explica por sí sola. La comprensión de su gran estilo –herederos de Marius Petipa– es instant&aa...
La dama de las camelias: lágrimas y aplausos Ballet de la Ópera de París Si no existiera, hoy, la Ópera Garnier en París, el mito hecho letra de la “dama de las camelias” acaso sería más pálido. Marguerite Gautier (Marie Duplessis, su nombre real) amaba intensamente el teatro, e iba cada noch...
Alexei Ratmansky, Symphony #9 y el American Ballet Theatre   Es indiscutible que el nombre de Alexei Ratmansky ya está colocado junto al de los importantes nuevos coreógrafos del ballet neo-clásico actual. Por lo pronto, su trabajo es muy solicitado, y en el American Ballet Theatre (ABT), una de las pr...
Les Étés de la danse de Paris présentent le Ballet de Novossibirsk Pour leur 6eédition, Les Etés de la Danse de Paris, dans le cadre de l’Année croisée France-Russie 2010, présentent le Ballet de Novossibirsk. Si les échanges culturels franco-russes ont ét&...
“La vida diaria” por el Ballett am Rhein El suizo Martin Schläpfer (Altstätten, 1959), director del Ballett am Rhein (de Düsseldorf/Duisburgo), premio Taglioni 2014 al mejor director (otorgado por la Fundación Vladimir Malakhov por vez primera este año) estrena mundialmente en esta velada d...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies