Hacia arriba

Danza Ballet

#

Ballet del Estado de Baviera

6 diciembre, 2007
Imprimir

colaboradores  Ballet del Estado de Baviera

Bayerisches Staatsballett, un agudo contraste.

Un programa del Ballet del Estado de Baviera en la ”pera de Munich, integrado por “Chamber Symphony” de Lucinda Childs y “El canto de la tierra”, de Kenneth MacMillan, se anunciaba como uno de “contrastes” entre ambos títulos. En efecto, la diferencia de calidad entre los dos no pudo ser más aguda.

“Chamber Symphony”, creado justo para la trouppe bávara en 1994, sobre una composición homónima del norteamericano John Adams, que a su vez data de 1992, es minimalísmo por partida doble: el de la partitura y el de la coreografía. Acaso una pieza emblemática en este sentido. La música de Adams, por su rítmica intrínseca, y por su aparente “simplicidad”, ha revelado ser en varias ocasiones un vehículo casi perfecto para el movimiento. Pero éste no es el caso. Acaso se debe a que se le quiso servir con su misma esencia: la de ese “mínimo”. En arte, casi siempre trabajar sobre lo contrario es más fructífero. No quiere tampoco decir que la interpretación coreográfica tuviese que haberse “extralimitado” con respecto a lo pautado por las notas. Sin embargo,  servir a la partitura en un modo literal, habida cuenta de su característica reduccionista per se, no sólo es redundante sino mortalmente aburrido. Algo más: la vertiente minimalista en danza pudo ser valiosa décadas atrás, en tanto “novedad” que mejor enfatizaba cierta pureza y ofrecía algunas claves prístinas. Pero hoy en día no posee el mismo atractivo. Tales son los “misterios” de la danza.

Por el contrario, una obra mucho más antigua (1965), “El canto de la tierra” (sobre el homónimo “Das Lied von der Erde”, de Gustav Mahler), de Kenneth MacMillan, creado para el Ballet de Stuttgart y que la compañía b·vara incorporó en su repertorio en el pasado abril, acusa muchos menos signos de envejecimiento que “Chamber Symphony”. La cualidad es otra. Se trata de algo eminentemente “sensorial”, en vez de lo descarnadamente conceptual en Lucinda Childs. Curiosamente, con pocos recursos de lenguaje – en los que desde luego, se complació Childs- , MacMillan logrÛ sin embargo una estructura rica y profusa: es la marca de la distinción, simplemente. Un coreógrafo al que no preferiríamos en ballets narrativos, creó un título más de 30 años atrás de la mano de un asidero más abstracto –aun si esta obra de Mahler no está desprovista de un “significado”; todo lo contrario- , que hoy mantiene su vigencia, mucha frescura y un encanto perceptible.

El encanto radica en la fluidez de los pasos, aunque éstos como ya apuntábamos no se caracterizan precisamente por su variedad. Y que tal fluidez se haya adecuado con ejemplar sensibilidad –es la palabra clave- a la propuesta temática de Mahler: la intensa perennidad de la vida. Mas, sin estridencias y con plenitud de matices. Luces y sombras van a la par. Es en este complejo tejido de presagios, de certitudes y de pulsos, donde MacMillan aprovechó con habilidad para conformar en consonancia un entramado de eficaz valor expresivo.

Los momentos cumbres son los finales. El aliento se detiene ante esa belleza que desciende. Imprescindible, Lucía Lacarra, incluso si Marlon Dino y Tigran Mikayelyan, también solistas aquí, son tan espesos como delicados. Lacarra tiene la rarísima capacidad de adueñarse por completo de cualquier rol, sea el que fuese. No sólo ella lo muestra y lo engrandece, sino que lo conduce de una manera en la cual no se siente ninguna fisura, ninguna falsedad, ninguna “interpretación”, ni siquiera en un segundo. A este poder teatral sólo le encuentro un referente en el de María Callas. © 2007 Danza Ballet

colaboradores  Ballet del Estado de Baviera
Das Lied von der Erde: Ensemble – Photos by Wilfried Hösl
colaboradores  Ballet del Estado de Baviera
Chamber Symphony, two pairs – Photos: Wilfried Hösl

 

b28 – Danzando entre luces y sombras La alegría, como en un juego de niños, abre este nuevo encuentro, titulado “b28“, con la compañía “Ballett am Rhein“, dirigida por Martin Schläpfer, en “Esplanade“, una exquisita coreografía de media hora de duración creada en 1975 por el estadounide...
Danseurs Chorégraphes 2013. Ballet de la Ópera de París Cada un par de años, más o menos, el Ballet de la Ópera de París presenta los espectáculos “Danseurs Chorégraphes”. En treinta años, trece citas han tenido lugar. La última fue hace dos años. La actual, la edición 14, se escenificó en el Anfiteatro d...
Cesena – Anne Teresa de Keersmaeker/Björn Schmelzer   Cesena: la mística de la luz Desde el pasado 10 y hasta el 19 de mayo, el Teatro de la Ville de París presenta “Cesena”, de Anne Teresa de Keersmaeker (Rosas) y Björn Schmelzer (Graindelavoix). “Cesena” se estrenó en 2011 en la Cour del Pala...
BALLET FLAMENCO EVA YERBABUENA VUELVE A DELEITAR A LOS AVIDOS NEOYORQUINOS La tarde se presentaba plomiza y con lluvia en Nueva York, pero cuando el telón del teatro City Center se descorrió, y apareció en escena  el Ballet Flamenco Eva Yerbabuena, el sol  de Andalucía parecía ...
Raghunath Manet: el rol del artista es hacer bajar el arte del cielo   Como he reseñado en DanzaBallet, “Omkara II”, de Raghunath Manet, “el Nureyev indio”, y el violinista Didier Lockwood, se está presentando en el Teatro de la Gaîté-Montparnasse de Par&iacut...
Museo de Instrumentos Musicales Populares Griegos Una joya de la musicología bajo la Acrópolis de Atenas En el corazón del popular barrio ateniense de Plaka, a los pies de la majestuosa Acrópolis, hay una preciosa joya para los amantes de la música, apartada de las bulliciosas tabernas y tiendas tu...
colaboradores  Ballet del Estado de Baviera

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies
Conozca TLM