Electra, una historia de destino y venganza que une flamenco y danza contemporánea

Llega al Teatro Cervantes de Málaga

El Ballet Nacional de España, dirigido por Rubén Olmo, representará Electra, una versión del mito griego inspirada en el imaginario rural español, los días 22 y 23 de noviembre en el Teatro Cervantes de Málaga.

Vengar a quien por venganza otro crimen cometió. La sangre llama a la sangre y esa es la maldición. El Ballet Nacional de España, dirigido por Rubén Olmo, representará Electra, una versión del mito griego inspirada en el imaginario rural español, los días 22 y 23 de noviembre en el Teatro Cervantes de Murcia.

El coreógrafo Antonio Ruz, en colaboración con Olga Pericet, ha ahondado en diferentes lenguajes de la danza (contemporánea, española y flamenco) para crear un montaje vanguardista y complejo. El responsable de adaptar la tragedia de Eurípides al lenguaje y la cultura popular española ha sido Alberto Conejero, Premio Nacional de Literatura Dramática 2019, quien firma la dramaturgia y las letras de las canciones.

Electra – BNE – © James Rajotte

Han conseguido darle ecos casi lorquianos a esta historia de disputas familiares, que se abre y cierra con una boda y una muerte, en una especie de rito de paso que une pasión y violencia. Una violencia desatada por Agamenón cuando asesina a una de sus hijas y que su esposa venga matándole, lo que motiva la venganza de Electra y su hermano. Electra es una tragedia movida por sentimientos muy fuertes, telúricos, como el amor entre padres e hijos.

“Aunque su argumento dista de nosotros más de 2.000 años, su visceralidad y su belleza estética provocaron en mi un magnetismo que me llevó a nuestra propia cultura popular, la española, la mediterránea. Soñando con devolver a la danza y el coro el lugar que imaginamos ocupaban en las tragedias clásicas como elemento aglutinador de ideas y emociones”, explica Antonio Ruz.

Electra cuenta con música de Pablo Martín Caminero, Moisés Sánchez y Diego Losada; diseño de vestuario de Rosa García Andújar, inspirado en el rico patrimonio de la vestimenta tradicional de distintas regiones de España; y diseño de escenografía de Paco Azorín.

Al elenco del Ballet Nacional de España se ha unido para este espectáculo como corifeo la voz flamenca de la cantaora Sandra Carrasco. La primera bailarina Inmaculada Salomón encarna al personaje protagonista y Antonio Najarro, exdirector del BNE, realiza una colaboración especial en el papel de Egisto, el amante de la madre de Electra.

“He querido seguir representando Electra porque es uno de los montajes más ambiciosos y vanguardistas creados por el BNE en los últimos años y el público de otras ciudades debe tener la oportunidad de disfrutarla”, afirma Rubén Olmo, director del BNE. “Además, Electra ejemplifica el tipo de espectáculo colaborativo que quiero realizar. Mi intención como director del Ballet Nacional de España es la de invitar a colaborar con nosotros a los coreógrafos con más talento del panorama actual de la danza española. Quiero convertir el BNE en la compañía con la que todos los nuevos creadores deseen trabajar”.

Electra es una experiencia sensorial completa. Apela a todos los sentidos, desde la escenografía hasta la iluminación, la música y, por supuesto, el movimiento, para conseguir que el espectador sienta intensamente la fuerza y la pasión de esta historia universal. El BNE ganó con este montaje, estrenado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en 2017, el Premio Cerino otorgado por la prensa especializada en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Posteriormente, Electra se representará en Madrid (28-30 de diciembre), Las Palmas de Gran Canaria (20 y 21 de marzo) y Pamplona (8 de mayo).

Rubén Olmo, director del BNE

Rubén Olmo, Premio Nacional de Danza 2015, se ha incorporado al Ballet Nacional de España en septiembre de 2019 con la intención de trabajar para la preservación, la difusión y la movilidad del repertorio tradicional de la Danza Española, incorporando además nuevas creaciones y abriendo las puertas a las vanguardias y la experimentación. Esta supone su segunda etapa en el BNE, compañía de la formó parte como bailarín entre 1998 y 2002.

Desde 2011 ejerció como director del Ballet Flamenco de Andalucía, institución dependiente de la Junta de Andalucía, con la que estrenó montajes propios como Llanto por Ignacio Sánchez Mejías o La muerte de un minotauro.

Anteriormente, formó su propia compañía, para la que creó espectáculos como Érase una vez, Belmonte, Las tentaciones de Poe, Horas contigo, Naturalmente Flamenco y Diálogo de Navegante. También ha colaborado como coreógrafo o bailarín con figuras destacadas de la Danza Española como Aída Gómez, Antonio Najarro, Eva Yerbabuena, Víctor Ullate, Antonio Canales, Rafael Amargo, Isabel Bayón, Rafaela Carrasco y Aída Gómez.

Acerca de BNE

El Ballet Nacional de España (BNE) es la compañía pública referente de la danza española desde que se fundó en 1978 bajo el nombre de Ballet Nacional Español, con Antonio Gades como primer director. Forma parte de las unidades de producción del Instituto Nacional de la Artes Escénicas y de la Música (INAEM), perteneciente al Ministerio de Cultura y Deporte.

La finalidad del BNE se centra en preservar, difundir y transmitir el rico patrimonio coreográfico español, recogiendo su pluralidad estilística y sus tradiciones, representadas por sus distintas formas: académica, estilizada, folclore, bolera y flamenco. Asimismo, trabaja para facilitar el acercamiento a nuevos públicos e impulsar su proyección nacional e internacional en un marco de plena autonomía artística y de creación.

Nota de prensa

Dossier de prensa

Cartel promocional

NdeP – Dirección de Comunicación Ballet Nacional de España