Hacia arriba

Danza Ballet

#

Élephant Paname de París


18 septiembre, 2012
Imprimir
Isis Wirth

Nacionalidad: Cubana
Ocupación:
Crítica de ballet.

Nacida en La Habana, en 1964, donde estudió Historia del Arte en la Universidad de La Habana. Crítica de danza, durante diez años trabajó en el Ballet Nacional de Cuba, como escritora de danza.

Ver más información


 

Élephant Paname, un centro de las artes, de la danza y de la gastronomía, en el corazón del París del Segundo Imperio.

El pasado 14 de septiembre abrió Élephant Paname, un centro de artes, danza y gastronomía, en el número 10 de la rue Volnay, en París, a poca distancia de la Ópera Garnier y de la plaza Vendôme, en pleno París del Segundo Imperio.

A la cabeza de Élephant Paname, los hermanos Laurent Fiat y Fanny Fiat, artista plástico él, bailarina ella, “ex” de la Ópera de París, a quien todavía recuerdo sobre la escena.

Tras dos años de trabajo en un antiguo hotel particular, construido por el embajador de Rusia bajo Napoléon III, el centro de los hermanos Fiat promete ser un lugar “incontournable” para los artistas de diversas expresiones…y los amantes de la gastronomía, que ésta, en su sentido más íntimo, es también un arte.

En un espacio de casi 2000 metros cuadrados, además de la planta baja ( que se escapa con una magnífica cúpula) donde se acoge una exposición del pintor Anthony Pallisier (destaco un impresionante retrato del gran actor francés Laurent Terzieff), los pisos segundo y tercero (éste posee un techo supremo) se dedican a exposiciones de artes plásticas, en tanto el primero acogerá al restaurante “Paname” (que abrirá el próximo 7 de noviembre), bajo la égida de Enrico Bernardo, mejor sommelier del mundo en 2004 ( fue el más joven, con 27 años, en lograr ese título), junto al chef Michael Féval. Una especie de bar-restaurant, que ofrecerá comidas más ligeras, se instalará asimismo en la planta baja.

Los estudios de danza son seis. Ya por el momento, acogerán al evento Europadanse a partir del 22 de septiembre. Mientras tanto, pude observar brevemente un ensayo del primer acto de “Giselle” en el estudio más grande, acaso el más luminoso, aunque todos lo son, gracias a su cuidada arquitectura concebida en función de ello, sin contar que están climatizados y poseen no solamente “lo mejor de lo mejor” sino además unas barras adaptables y móviles, diseñadas por Fanny Fiat, para evitar las lesiones. Son creativos los hermanos Fiat: el distinguido elevador, que conduce a los estudios de danza –a los que se accede por medio de una pasarela-, fue concebido por el propio Laurent.

Los hermanos Fiat estuvieron cuatro años buscando el lugar para su centro, hasta que encontraron este edificio del Segundo Imperio, que felizmente no fue clasificado como monumento, quizás porque fue la sede de un banco desde los años 20 del pasado siglo.

El nombre otorgado a este templo de las artes, bañado por la historia (el embajador ruso que lo construyó, Saltykov, era nieto del que fue en definitiva marido de Catalina II…) y el sueño, proviene de “Paname”, es decir, París en argot, lo cual a su vez remonta a Napoléon III cuando se construía el canal de Panamá. “Élephant”, por su parte, es el fantasma de las construcciones en París en el siglo XIX. A comenzar por Napoléon I, quien había hecho erigir en la plaza de la Bastilla un enorme elefante-fuente, que nunca se completó y luego se abandonó, y donde Victor Hugo sitúa la “casa” de Gavroche en “Los miserables”: “Un proyecto de Napoléon I al que Dios le había dado otro diseño…”

Con tantas resonancias históricas, arquitectónicas y artísticas, el templo de las artes de los hermanos Fiat está llamado a ser, en efecto, ese “islote” en París que favorezca la creación y la inspire.

Se respira el estímulo imantado que se instala, recorriendo los espacios, renovados pero también restaurados hasta el detalle más asombroso, incluyendo algunos descubrimientos.

La primera exposición, “Ép! De l’ air…ou l’art en mouvement”, se mantendrá hasta el 4 de noviembre de 2012. Es una evocación a la danza, el gesto, el movimiento y la vida, con obras de Carpeaux, Degas, Hartung, Pincemin, Kuroda, Ramette, César, fotos de Barbara Morgan, en la que algunos nombres prefiguran otras exposiciones próximas.

La imbricación con la gastronomía extiende esta atmósfera privilegiada.

Enrico Bernardo, al frente del restaurant como ya señalado, antes de ser mejor sommelier del mundo en 2004, lo fue de Italia en 1997 y de Europa en 2002. Es el propietario y el chef sommelier del restaurante “Il Vino”, en París, que detenta una estrella en la guía Michelin. En éste, como su nombre puede indicar, es el vino quien tiene el rol principal. Es la cocina la que gira alrededor del vino y no a la inversa. Los platos son pensados y confeccionados en relación con los vinos que el cliente escoge.

La cocina de “Paname” será esencialmente francesa, con un toque de cocina italiana, lo que naturalmente “llama” a Bernardo. Lo importante es que sea una cocina del compartir, convivial, una cocina intemporal, más allá de las “modas” o la “firma de autor”. Intemporalidad que se precisa en el marco del “espíritu del lugar”, que dirían los romanos.

No obstante esta intemporalidad primigenia, podría pensarse que se le harían algunos guiños al Segundo Imperio, al menos en lo que se refiere a que el restaurant se propone hacer más hincapié en el servicio de sala y en la faena del maître d’hôtel, que se está perdiendo. Antes (antes de la irrupción de la “nouvelle cuisine”, en los años 70 del pasado siglo, la cual comenzó a imponer la presentación de los platos que se le aportaban al cliente desde la cocina, para subrayar la personalidad del chef y sus inclinaciones determinadas por la “decoración”), el maître d’ hôtel solía cortar las carnes, aves o pescados y servir la guarnición al costado de la mesa del cliente. Pero no se trata de un “guiño” en cuestión, sino de renovar con este servicio que es en definitiva, por su carácter de proximidad, más convivial. Y también más espectacular, ya que es una puesta en escena. El maître d’ hôtel puede flambear, sin contar ese otro placer visual que supone contemplarlo en cómo trincha o corta con pericia de “cirujano”. Del mismo modo, se prevé que los postres sean aportados en su carro, como se hacía antes…

Cuántos ingredientes en este centro de artes de los hermanos Fiat, a la manera de los que utiliza el arte de la cocina, el cual es lo que “uno le da a las gentes” –como todo arte, mediando la técnica. Los espacios dedicados a la danza, las artes plásticas y otros géneros, deben sublimar, en la práctica, una paráfrasis de ese concepto del “arte total”, declinado en estos vasos comunicantes previstos por los Fiat: “El arte y la danza…y la gastronomía”.

Como si el agua de la fuente del elefante otrora deseado por Napoléon I, viniera ahora a refrescar e irrigar a la imaginación, en el punto preciso del París que hizo, luego, su sobrino, Napoléon III.

Ya decía que los hermanos Fiat son creativos, lo que puede ser tautológico en tanto artistas que son. Pero poseen sin duda un destello que ha hecho que apresen, y que hayan podido realizar, esas iluminaciones pertinentes.
 

colaboradores  Élephant Paname de París

Cúpula de Élephant Paname

©2012 Danza Ballet

00034

La Sílfide por el American Ballet Theatre La era romántica vive de nuevo en la escena de MetropolitanEl ballet “La Sílfide”, en  el cual  Marie Taglioni – la bailarina que lo estrenara en 1832 -- se deslizara por primera vez sobre la punta de los pie...
GALA DEL ABT ESPLENDOR ES LA PALABRA OBLIGADA EN LA GALA DEL ABT. Para abrir su anual temporada primavera-verano en el Metropolitan, el American Ballet Theatre concertó una acostumbrada Gala, donde el público balletómano, junto a innumerabl...
La danza revive en el otoño neoyorkino En esta inmensa ciudad de los rascacielos, conocida también como “la gran manzana”, la danza revive en todo su esplendor después del letargo del verano, en la primera salva del otoño llamada “Fall For Dance&rdqu...
Jan Fabre en le Théâtre de la Ville de París   “Prometheus-Landscape II”: un rico texto teatral y un espectáculo “divertido”. De entrada, digámoslo: se trata de teatro, y muy poco de danza. El controvertido artista flamenco (de Flandes) Jan Fabre, ...
“3 by Ekman“, el vertiginoso ritmo de la vida El joven, creativo e internacionalmente celebrado coreógrafo sueco Alexander Ekman (Estocolmo, 1984, dirección de internet: http://alexekman.com/) fue aclamado este sábado 4 de marzo de 2017 en el Aalto Theater de la ciudad de Essen (cuenca del Ruhr)...
Dos damas del Ballets Russes nos dicen adiós Las páginas dedicadas a obituarios traerían una triste noticia en los primeros días del pasado mes de julio: Irina Baronova, la más joven y famosa de las “baby ballerinas” de los Ballets Russes, acababa de fallecer en  Australia, donde residía desde ...


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies