La uruguaya Riccetto culminó su carrera marcada por “talento y trabajo”

La primera bailarina del Ballet Nacional del Sodre (BNS) de Uruguay, María Noel Riccetto, sostuvo que su carrera tuvo tres claves: “la suerte, el talento y el trabajo”.

“Estoy feliz, recontenta, ahora se vienen cosas buenísimas, tengo muchas ganas de hacer otras cosas también, siempre voy a seguir involucrada con lo que es la danza y estoy a las órdenes para lo que se me necesite”, destacó la bailarina galardonada con el “Benois de la danse” en 2017.

Riccetto, que se unió en 1999 al American Ballet Theatre, se incorporó al BNS en el 2012 como primera bailarina residente a pedido del coreógrafo argentino Julio Bocca, quien era el director en aquel momento.

“Un punto maravilloso de mi carrera fue haber podido volver a Uruguay. Me fui con la idea de que nunca más iba a bailar acá en Montevideo porque la situación en ese momento en el Sodre era bastante complicada y mucha gente luchó para ver este teatro terminado y yo formé parte de eso. Entonces, mi vuelta creo que fue importante”, explicó la artista de 39 años.

Riccetto dijo que su “mayor regalo” es haberse tomado su carrera con seriedad y responsabilidad y que su mejor ejemplo es haber hecho una trayectoria con naturalidad sin pretender ser alguien que no es.

El director artístico del BNS, Igor Yebra, dijo que para la compañía “es una pena y una tristeza” el retiro de Riccetto por todo lo que representa la artista y porque generará un vacío. Es una bailarina con un poder de comunicación y trasmisión increíble, ese es su fuerte principal, la química que llega a tener con el público, por eso también es una bailarina que podría bailar mucho más tiempo porque eso no se pierde nunca”.

Si bien anunció hoy su retiro, la bailarina aún tiene todo el 2019 por delante, año en el que participará de “La Sílfide”, “Noche Francesa” y de la gira nacional del BNS por el interior del país para despedirse de los uruguayos. Volverá a interpretar la obra con la que obtuvo el Benois de la Danza: “Onegin”, del coreógrafo John Cranko. El ballet con el que la prestigiosa bailarina culminará su carrera será “Manon”, del coreógrafo Kenneth MacMillan.

“Va a ser un año de celebración. Quiero celebrar con el público, mis compañeros, con todo el mundo, con el Auditorio, porque lo que he hecho yo lleva atrás un montón de gente. Todo lo que dijeron es demasiado, ¿La mejor bailarina del mundo según quien? según ese jurado, ese día, tuve suerte”, destacó.

La artista, que fue la doble de la actriz de Hollywood Mila Kunis en “El cisne negro”, de Darren Aronofsky, enfatizó que tomó la decisión de su retiro “muy en paz” y que ahora esto le abre las puertas para otros desafíos. Fuente EFE.

Primera bailarina del Ballet Nacional del Sodre (BNS) de Uruguay, María Noel Riccetto.