Le Ballet du Grand Théâtre de Genève en el Liceu

Le Ballet du Grand Théâtre de Genève debuta en el Liceu con Romeo y Julieta, música compuesta por Prokófiev en 1938 y coreógrafía de Joëlle Bouvier quien estrenó la obra con gran éxito en 2009.

“Romeo y Julieta” de Sergei Prokofiev, es una música intensa, magnífica y profunda. Una partitura maravillosa y musicalmente inmensa para cual darle el regalo de la danza no es tarea fácil si no se está a la altura.

Le Ballet du Grand Théâtre de Genève supo llenar con su danza cada espacio de Prokofiev creando una obra de una belleza elegante y sutil, llena de movimiento y mucha danza gracias a sus excelentes y jóvenes bailarines.

Joëlle Bouvier, su coreógrafa, es figura clave en la danza durante más de treinta años y reina indiscutible de la “nouvelle danse” francesa, quien crea un drama de pura abstracción.

Su trabajo con esta versión, esta plagado de gestos y movimientos de brazos expresivos, livianos y suaves. La coreografía general, quizás por momentos un tanto repetitiva, pero a modo general deliciosa en su fluidez y precisión.

Los bailarines realizan un trabajo corporal estupendo con saltos y vueltas, grandes y pequeñas, en donde todo finalizaba con suaves caídas y cambios sutiles de peso. Las mujeres saltaban en al aire y eran atrapadas por sus compañeros, quienes las dejaban caer y depositaban en el suelo como plumas. Esta forma secuencial de movimiento se veía maravillosamente natural en estos bailarines, cuya formación clásica nunca se olvida, y en todo momento se nota. El pas de deux entre los jóvenes amantes es conmovedor y sorprendente en la habilidad de Bouvier para mantener el cuerpo al mismo tiempo fláccido y equilibrado con el tono justo.

Su “Romeo y Julieta” es una creación atemporal creada a base de extractos de tres suites orquestales de Prokofiev de su música para ballets. Con “Romeo y Julieta” lo ha desmantelado todo, creando una obra que, aunque técnicamente desafiante es innovadora e increíblemente hermosa.

Bouvier demuestra con su creación que las grandes partituras, la música universal como universal es Prokofiev y Wagner (otro elegido por ella para su compañía, en este caso nada mas ni nada menos que con “Tristan e Isolda”), la danza contemporánea, la buena danza de elegante calidad, puede mantener viva la obra de los grandes.

El espectáculo diseñado para veintidós bailarines es una versión sofisticada y refinado de buena danza contemporánea.

Vestuario, iluminación y escenografía absolutamente elegantes y acordes al estilo y al trabajo de una compañía exquisita.

La brillante Orquesta Sinfónica del Liceu dirigida por Manuel Coves brilló durante toda la velada.

¡Un magnífico y magnífico espectáculo!

Romeu i Julieta – Ballet del Grand Théâtre de Ginebra (© Antoni Bofill)

Romeu i Julieta – Ballet del Grand Théâtre de Ginebra (© Antoni Bofill)

Romeu i Julieta – Ballet del Grand Théâtre de Ginebra (© Antoni Bofill)

Guardar

Guardar

Guardar