Hacia arriba

Danza Ballet

#

Les Étés de la Danse 2013

2 abril, 2013
Imprimir
Isis Wirth

Nacionalidad: Cubana
Ocupación:
Crítica de ballet.

Nacida en La Habana, en 1964, donde estudió Historia del Arte en la Universidad de La Habana. Crítica de danza, durante diez años trabajó en el Ballet Nacional de Cuba, como escritora de danza.

Ver más información


Les Étés de la Danse 2013: el Wiener Staatsballett, bajo el signo de Nureyev en un intenso programa.

En la sala Diaghilev del Teatro Châtelet de París tuvo lugar una conferencia de prensa para anunciar la novena edición del festival Les Étés de la Danse, una cita indispensable en el mundo de la danza. La gran compañía internacional invitada en esta ocasión es el Wiener Staatsballett, que dirige desde 2010 Manuel Legris, “danseur étoile” de la Ópera de París.

colaboradores  Les Étés de la Danse 2013
Pourpoint Siegfried “Le Lac des Cygnes” ©CNS, Pascal François

En el Teatro Châtelet, del 4 al 27 de julio próximos, el Wiener Staatsballett ofrecerá 21 funciones, las cuales comprenden tres galas en homenaje a Rudolf Nureyev (con obras inéditas en Francia); seis programas mixtos compuestos por Manuel Legris (con títulos que se presentarán por primera vez en París), asi como doce funciones del “Don Quijote” de Rudolf Nureyev.

El Ballet de Viena abrirá igualmente al público clases y un ensayo.

Por si fuera poco, y por la primera vez, Les Étés de la Danse organiza un stage de formación “Alrededor de Rudolf Nureyev” del 1 al 13 de julio, destinado a bailarines profesionales y pre-profesionales en colaboración con el Centro Nacional de Danza, bajo la dirección de Monique Loudières, “danseuse étoile” de la Ópera de París.

Pero esto no es todo. Un festival de filmes sobre Nureyev tendrá lugar en la sala de cine Le Balzac, en París, durante tres fines de semana entre el 6 el 21 de julio, en partenariado con el Departamento Cinemateca de la Danza del Centro Nacional de Danza.

Last but not least, habrá una exposición de vestuario y fotos de Nureyev, “Sobre los pasos de Rudolf Nureyev”, en el Teatro Châtelet, en colaboración con el Centro Nacional de Vestuario de Escena (CNCS, por sus siglas en francés) de Moulins. Pero esta exposición sólo podrá ser vista por quienes asistan a las funciones: ¡una razón de más para ir!

En la conferencia de prensa de los siempre esperados Les Étés de la Danse (cuyo director es Valéry Colin, en tanto su attachée de prensa es Dominique Berolatti), estuvieron presentes Manuel Legris, Monique Loudières, Marina de Brantes (presidenta de Les Étés de la Danse), Valéry Colin, Patrick Bensard (director de la Cinemateca de la Danza) y Delphine Pinasa, directora del CNCS.

Las funciones de gala en homenaje a Rudolf Nureyev (cuyo 75. aniversario de su nacimiento, valga el recordarlo, y el 20. de su muerte, se conmemoran en 2013) tendrán lugar el 4, el 5 y el 6 de julio (a las 20 horas), con: Pas de six del acto II de “Laurencia” (por primera vez en Francia) de Vakhtang Chabukiani; “Before Nightfall” (1985) de Nils Christe; pas de deux del acto II de “La chauve-souris” (1979) de Roland Petit; “The Vertiginous Thrill of Exactitude” (1996) de William Forsythe ; pas de deux del acto III de “La bella durmiente”; pas de deux de “Rubíes” (1967) de Balanchine; pas de cinq del acto I de “El lago de los cisnes” (por primera vez en París); el dúo de “Black cake” (1989) de Hans van Manen; el pas de deux de “El Corsario”; y “Bach Suite III” (1981) de John Neumeier.

El pas de cinq del acto I de “El lago de los cisnes” proviene de la versión de 1964 de Nureyev para el Ballet de la Ópera de Viena, una versión que es diferente de la realizada por el gran tártaro en 1984 para el Ballet de la Ópera de París. Este pas de cinq, no fue el pas de trois que era bailado sino una “interpolación de la era soviética” que Nureyev había aprendido en el Kírov.

El 9, el 10, el 11 y el 12 de julio a las 20 horas, asi como el 13 de julio a las 15 y a las 20 horas, se presentará un programa mixto elaborado por Manuel Legris, en el que coreógrafos confirmados se unen a “talentos por descubrir”. Se trata de: “A Million Kisses to My Skin” (2000), de David Dawson, que entró al repertorio del Ballet de Viena en 2013; “Eventide” (2008) de Helen Pickett, también entrado al repertorio de la compañía vienesa en febrero de 2013; “Vers un pays sage” (1995) de Jean-Christophe Maillot, asimismo incorporado a la agrupación de la otrora capital de los Habsburgos en el pasado febrero; “Windspiele”, una creación de Patrick de Bana para la troupe vienesa en ese mismo mes. Los cuatro constituyen estrenos en París.

Por último, se presentará “Don Quijote”, del 17 al 27 de julio a las 20 horas, con matinées el 20 y el 27 de julio a las 15 horas. Es la coreografía de Nureyev para Viena, firmada en 1966, con los diseños de escenografía y vestuario de Nicholas Georgiadis. Manuel Legris la repuso el 28 de febrero de 2011.

Bajo la dirección artística de Monique Loudières, el stage internacional “Alrededor de Rudolf Nureyev”, que tendrá lugar en el Centro Nacional de Danza de Pantin (París), entre el 1 y el 13 de julio, como ya mencionado, se articula en relación con la compañía invitada a Les Étés de la Danse 2013, y, naturalmente la evocación a Nureyev. Se destina a los jóvenes bailarines pre-profesionales a partir de 15 años de edad, a profesionales, profesores. Habrán clases de danza clásica, talleres del repertorio de Nureyev, asi como de “contemporáneo” con las técnicas Graham y Limón. Y, también, del método Pilates.

Como señaló Monique Loudières, Nureyev fue cercano a esas técnicas, cuya teatralidad lo influenció. También, en la manera de concebir el movimiento en determinadas frases de sus versiones de los clásicos.

El “staff” se conforma por: Christiane Marchant, maître de ballet en el Ballet Real de Flandes; Élisabeth Maurin, “danseuse étoile” de la Ópera de París donde es hoy profesora y ensayadora; Hervé Dirmann, profesor freelance de la Ópera de París: Laurent Novis, profesor de la Ópera de París; Wilfried Romoli, “danseur étoile” y profesor de la Escuela de danza de la Ópera; Pasqualina Noël, master teacher de la técnica Graham en el CNSMD de París; Miki Orihara, bailarina principal de la Martha Graham Dance Company; Raphaël Boumaila, bailarín principal de la Limón Dance Company; y Catherine Poigt, profesora de Pilates, graduada del Live Arts Pilates Institute de Los Angeles.

El festival de filmes sobre Rudolf Nureyev tendrá lugar en la histórica sala de Le Balzac, en el número 1 de la rue Balzac en París.

“Cascanueces” (1989), dirigido por Nureyev, se presentará el 6 de julio a las 11 horas. El 7, a las 11 horas, el “Don Quijote” de 1973, co-dirigido por Nureyev. En tanto ese mismo 7 pero a las 20 horas, habrá lugar la “avant-première” (por invitación) de “La pasión Nureyev” (2013), realizado y presentado pro Fabrice Herrault (New York), con una duración de 1h10.

El “Nureyev” (1993) de Patricia Foy (Gran Bretaña), se proyectará el 13 de julio a las 11 horas. El 14, a las 20 horas, será el turno de “Giselle”, filmado por Adriana Borgonovo, con Nureyev y Carla Fracci.

“El lago de los cisnes” (1967), en la versión de Viena, con el gran tártaro y Margot Fonteyn, se presenta el 20 de julio a las 11 horas. Se finaliza el 21; a las 11 horas, con “Nureyev en Spoleto” (1964), un documental de Philippe Collin y Pierre-André Boutang, con Nureyev y Fonteyn en “Raymonda”. Y a las 20 horas de ese mismo 21, los actos II y III de “La Bayadera” (1994), en captación realizada por Alexandre Tarta, con Isabelle Guérin, Laurent Hilaire y Élisabeth Platel. A continuación, el documental “Memoria de una Bayadera” (1992) de Catherine Dupuis, con Nureyev y Ninel Kurgapkina en los ensayos en la Ópera de París.

Patrick Bensard, director del Departamento Cinemateca de la Danza del Centro Nacional de Danza, expresó que no había conocido personalmente a Nureyev hasta que se lo presentaron el día del estreno de su versión de “La Bayadera” en 1992 en la Ópera Garnier. Entendió la denominación de “monstruo sagrado”, acuñada por Jean Cocteau. Nureyev era un cineasta, dijo, un hombre solo y misterioso; un visionario, y un gran cinéfilo.

La exposición “Sobre los pasos de Rudolf Nureyev” en el teatro Châtelet, presentará trajes y fotos del bailarín y coreógrafo, quien poseía un gusto pronunciado por los decorados y los interiores opulentos; era un notable coleccionista de muebles, textiles, pinturas, grabados, esculturas, vestuario de calle y de escena, fotografías, filmes e instrumentos de música. Tras la muerte de Nureyev, en enero de 1993 en París, la fundación con su nombre que él había creado en 1975, fue encargada de conservar una cierta cantidad de piezas de esta colección. La cual fue donada por la Fundación Nureyev al CNCS en 2008, con el objetivo de ser mostrada al público de forma permanente. EL CNCS, con sede en Moulins (Auvergne), inaugurará en octubre de 2013 dos salas permanentes dedicadas a esta colección.

En prefiguración de este suceso, el CNCS ya consagró una exposición de vestuario de escena de Nureyev y sus partenaires en 2009, la cual se presentó después en San Petersburgo en 2010 y en San Francisco en 2012.

Una parte de esta exposición es la que podrán ver, como “avant-goût” de la apertura de las salas permanentes en Moulins, en el gran Foyer del teatro Châtelet, los espectadores del Wiener Staatsballett.

El Wiener Staatsballett y Manuel Legris.

El Ballet de la Ópera de Viena remite en 1622 a la primera representación de un ballet, en Viena, en la residencia de verano de la corte imperial. Los bailarines, como en la corte de París, eran los nobles del séquito de la emperatriz Eleonora de Gonzaga, esposa de Ferdinando II, quien apareció sobre la escena como bailarín en 1639.

La primera bailarina “profesional” no surgió sino en 1719, con Maria Anna Scio.

Franz Hilverding es nombrado maître de ballet de la corte en 1749. Nueve años más tarde, su alumno Gasparo Angiolini le sucede: su creación de “Don Juan”, en 1761, con música de Christoph Willibald Gluck, consagra al Ballet de Viena como uno de los mejores de Europa.

Entre 1767 y 1869, hubo una alternancia de maîtres de ballet italianos y franceses. Gaetano Vestris, Salvatore Vigano, Jean-Georges Noverre; Filippo Taglioni y Jean Coralli que arriban a Viena en 1805 (es decir, el año en que Napoléon vence al emperador austriaco en Austerlitz y por primera vez ocupa Viena). En 1808, Louis Duport crea “Cenicienta”. Jean-Georges Aumer, otro francés, en 1809 (cuando se produjo la segunda ocupación de Viena por Napoléon) es nombrado maître de ballet de la Ópera, bajo la recomendación de Metternich, que era el embajador austriaco en París. Aumer organizará funciones de ballet para Napoléon en Schönbrun.

A partir de 1810, ya comienza el esplendor romántico. Filippo Taglioni con “La lechera suiza” (1821), María Taglioni, Fanny Elssler, Fanny Cerrito, Carlotta Grisi, Jules Perrot; “Giselle”, que entra al repertorio un año después de su creación en 1841 en la Ópera de París; Paul Taglioni, el hermano de María, que dirigirá el Ballet por casi 20 años a partir de 1853. Last but not least, August Bournonville lo dirigió entre 1855 y 1856.

La Escuela Nacional de Ballet se creó en 1870.

En 1928, por la primera vez un artista de la modern dance, Sacha Leontiev, se coloca a la cabeza de la agrupación. Bronislava Nijinska fue maître de ballet entre 1930 y 1934.

Erika Hanka, la coreógrafa de “Joan de Zarissa”, tomó la dirección de la compañía entre 1942 y 1958, asociando la modern dance con el ballet clásico.

La Ópera de Viena fue bombardeada en 1945. La Volksoper y el Theater an der Wien acogerán durante casi diez años al Ballet de la Ópera, hasta la re-apertura de la Ópera en el Ring en 1955.

El húngaro Aurel von Milloss fue el director entre 1963 y 1966. En 1964, Rudolf Nureyev fue invitado por primera vez a Viena, con su (primera) versión de “El lago de los cisnes”, que interpretó junto a Margot Fonteyn.

Bajo la dirección de Elena Chernichova, Vladimir Malakhov fue nombrado “bailarín principal” en 1992.

Renato Zanella estuvo al frente durante diez años, entre 1995 y 2005. Creó una veintena de títulos para la compañía, entre ellas una célebre nueva producción de la “Cenicienta” sobre música de Richard Strauss en 1999.

En 2005, las dos compañías de ballet, la de la Ópera Nacional y la de la Volksoper, son reagrupadas. El húngaro Gyula Harangozó , antiguo “bailarín principal” de la troupe, fue el director entre 2005 y 2010, año en que Manuel Legris devino director del Ballet y de su escuela.

Desde que tomó posesión de su cargo, Legris, uno de los más grandes bailarines de su generación, y más allá de ésta, a quien Nureyev nombró “danseur étoile” en 1986 cuando aún no era “premier danseur”, rebautizó el Wiener Staatsoper Ballett como Wiener Staatsballett.

En su primera temporada como director, programó ocho “premières”, cinco en la Ópera de Viena y tres en la Volksoper. Luego, en dos siguientes temporadas, clásicos como el “Don Quijote” de Nureyev, “La Sylphide” de Philippo Taglioni en la “reconstrucción” de Pierre Lacotte, “La bella durmiente” en la versión de Peter Wright, o aun “El murciélago” de Roland Petit, el “Cascanueces” de Nureyev, el “Romeo y Julieta” de John Cranko. Asi como obras de Balanchine, Robbins (por la primera vez que los bailarines vieneses interpretaban al autor de “Fancy Free”), Béjart, Neumeier, Kyliàn, Forsythe, Christe, al mismo tiempo que le abría la compañía a coreógrafos de la “nueva generación” como Paul Lighfoot/Sol León, Jean-Christophe Maillot, Stephan Thoss, Jorma Elo, Patrick de Bana, Jiri Bubenicek.

colaboradores  Les Étés de la Danse 2013
“Don Quichotte” Denys Cherevychko and Maria Yakovleva ©Wiener Staatsballett, Domo Dimov

 

colaboradores  Les Étés de la Danse 2013
“Bach Suite III” Kiyoka Hashimoto and Mihail Sosnovschi ©Wiener Staatsballett, Michael Pöhn

Entre 2010 y 2013, Manuel Legris ha hecho que el Ballet de Viena presentara 30 producciones diferentes.

Como bailarín, ha efectuado desde 2011 apariciones puntuales en Viena, contando entre las mismas las galas dedicadas a Nureyev en 2011 y 2012. En 2012, en una gira del Ballet, creó el rol titular de la obra de Patrick de Bana, “Ludwig II- The Swan King”, y bailó asimismo en “El murciélago” de Roland Petit.

Desde 2011, cada temporada del Wiener Staatsballett se cierra con una gala Nureyev, organizada por Legris, quien escribió para el dossier de prensa de Les Étés de la Danse 2013:

“Rudolf Nureyev fue durante seis años mi director en el Ballet de la Ópera de París. Fue un modelo para mi carrera y para toda una generación de bailarines. (…) Durante los entrenamientos, enseguida se fijó en algunos bailarines…de los que yo formaba parte. Desde el principio, estaba claro que iba a pedirnos mucho. (…) En el trabajo, era generoso y siempre estaba dispuesto a ayudarnos y darnos consejos. (…) Verlo bailar en escena me inspiró mucho, incluso durante los años en los que ya no se encontraba en gran forma física. Uno siempre podía tomarlo como ejemplo. Tuve la posibilidad de aprender el conjunto del gran repertorio clásico a su lado y bailar varias de sus coreografías, notablemente ‘La bella durmiente’. (…) Nureyev trabajaba mucho y consagraba su vida entera al ballet. Me enseñó que sólo el trabajo conduce al éxito. También me enseñó a superar mis límites y me preparó a hacer una carrera internacional. (…) En verdad, fue un golpe de suerte que estuviese en la Ópera de París en el momento en que Rudolf Nureyev devino su director. Me siento ligado a él…por medio del tiempo pasado en París con él y hoy aún, como director del Ballet de Viena, para el que trabajó tanto”.

En la conferencia de prensa, Manuel Legris se refirió a que el público parisino verá la calidad de los bailarines vieneses. Ciertamente, ya habían sido vistos en la Ópera de Versalles con la “Marie-Antoinette” de Patrick de Bana (de quien se verá ahora, además, “Windspiele”, recuerdo). Pero la intensidad de la programación en Les Étés de la Danse, durante casi un mes, es una ocasión mucho más propicia para admirar el nivel de la troupe, y el trabajo efectuado por Legris, quien recordó que fue solamente en 1968 que el Ballet de Viena se presentó en París, en el teatro de los Campos Elíseos, en uno de los festivales de danza de París que se efectuaban en esos años, desde 1963.

Legris asimismo expresó que los 10 “bailarines principales” son todos auténticos artistas, y galardonados en concursos internacionales.

Es una gran compañía, compuesta por cien bailarines: 20 en la Volksoper, y 80 en la Staatsoper, según esta peculiaridad vienesa, como existen otras, desde luego, entre ellas, la musical.

Si tomamos en cuenta la edad de sus integrantes, es una compañía joven. La mayoría, proviene esencialmente del Este, con rusos, sobre todo, formados en el Kírov, el Mariinsky. Sólo 6 o 7 bailarines son austriacos.

Legris indicó que es una oportunidad, asimismo, para que el público parisino pueda contrastar el “Don Quijote” de Nureyev en la Ópera de París con el de Viena, en la versión original de Georgiadis.

Y recordó que la versión de Nureyev de “El lago de los cisnes” para el Ballet de la antigua capital imperial es solamente vienesa: será la nueva producción para el próximo año, “pero vamos a presentarles un extracto, el pas de cinq del primer acto”, señaló.

Acotó además que era para él algo “muy especial” presentarse en París con la compañía que dirige después de haber pasado ya cuatro temporadas en ella.

La crítica y el público, no solamente parisino pues esta cita de Los Étés de la Danse como dijimos es indispensable en el mundo de la danza, esperan al Wiener Staatsballett con impaciencia.

colaboradores  Les Étés de la Danse 2013
Manuel Legris ©Wiener Staatsballett, Michael Pöhn

©2013 Danza Ballet®

Cendrillon de Nureyev por el Ballet de l’ Opéra de Paris   “Cendrillon” hollywoodiano. La versión (1986) de Rudolf Nureyev de “Cendrillon” (Serguei Prokofiev), ha vuelto al Ballet de la Opera de París en la Opéra Bastille, desde el pasado 25 de noviembr...
Ballet de la Ópera de París Romeo y Julieta de Sasha Waltz: el retorno de Hervé Moreau. Desde el pasado 7 de mayo y hasta el próximo 20, el Ballet de la Ópera de París presenta en la Bastille  “Romeo y Julieta” de Sasha Walt...
Espectáculo 2012 de la École de Danse de la Ópera de París Un « pas de trois » (Verdy/Lichine/Christe) asombroso pero efectivo. Desde el pasado 7  y hasta el 13 de abril, el Palais Garnier presenta el Espectáculo de este año de la École de Danse de la ...
“La Ballerine et El Comandante” de Isis Wirth: Extractos en exclusiva "La Ballerine et El Comandante" de Isis Wirth Histoire secrète du Ballet de Cuba, de Isis Wirth, de pronta aparición en François Bourin Éditeur. Extractos del capítulo “Rouge Ballet” del libro La Ballerine et El Comandante. Lo más determinante f...
La Bayadére por el ABT   Una meritoria sustitución.                         Esta historia de faquires, bailarinas del  templo (bayadères), serpientes y sueños de opio, dieron lugar a la exquisita coreografía de un genio del pasado, Marius Petipa, quien se inspiraría...
Demostraciones 2012 de la Escuela de Danza de la Ópera de París   Preámbulo para la celebración del tricentenario. Las habituales demostraciones de la Escuela de Danza de la Ópera de París, que siempre tienen lugar en diciembre, correspondieron este año al 2, al 9 y al próximo 22 de diciembre. Son una crea...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies