Marcia Haydée, exclusiva para Danza Ballet®

Marcia Haydée, musa de John Cranko, directora y coreógrafa del Ballett de Stuttgart y directora del Ballet de Santiago en un reportaje exclusivo para Danza Ballet®.

Marcia Haydée fue una de las bailarinas más conocidas del mundo. Cosechó éxitos como directora y coreógrafa del Ballett de Stuttgart. Nacida en la ciudad de Niteroi, cercana a Río de Janeiro, después de estudiar en la Royal Ballet School de Londres, pasó al Grand Ballet del Marqués de Cuevas, en Montecarlo, donde conoció al joven coreógrafo británico John Cranko. En 1968 se traslada al Ballett del Teatro Estatal en Stuttgart, donde Cranko creó para ella personajes femeninos como los de los ballets Onegin, Romeo y Julieta y La Fierecilla Domada.

Marcia Haydée. Reportaje exclusivo para Danza Ballet®, 2007.

Gracias al trabajo de Cranko y la interpretación de Marcia Haydée, el Ballet de Stuttgart se convirtió en una de las compañias mas importantes del mundo, y Haydée, en una de las bailarinas más destacadas. Después de la muerte repentina del coreógrafo, su bailarina y musa, se convirtió en la continuadora y embajadora de su trabajo.

Usted a comenzado a bailar desde muy pequeña, que le a aportado la danza a su vida?
Si, empecé desde pequeña y ya tenía claro lo importante que seria la danza en mi vida, para mí sin ella no seria vivir, los bailarines no vemos la danza como una carrera, la vemos como una forma de VIDA.

Antes de trabajar para el ballet de Stuttgart estudio en la Royal Ballet School de Londres y bailo en el Grand Ballet del Marqués de Cuevas, en Monte Carlo. Que repertorio bailaba en es época y como recuerda ese momento de su vida?
Los recuerdos que tengo de los 4 años en que baile con la Compañía del Marques de Cuevas son maravillosos, era una gran compañía con un repertorio enorme y diverso, a el le gustaba todo, se conjugaban grandes corógrafos de la época con diseñadores fantásticos. En una oportunidad Dalí realizo el vestuario para una producción. Todas las grandes figuras del mundo del ballet bailaron junto a la compañía, teníamos muchas funciones y giras. En una oportunidad estuvimos 6 meses en Paris con 8 funciones de Bella Durmiente por semana. Trabajando en la compañía del Marques conocí al joven Cranko, quien ya se veía como alguien extremadamente talentoso. Esos 4 años representan todo lo que aprendí sobre danza, teatro, sin esa experiencia no se si hubiese estado preparada para lo que el futuro me tenia deparado.

Como fue su encuentro con John Cranko? Qué aprendió a su lado? Cómo era el?
El primer encuentro fue estando yo como cuerpo de baile en la compañía del Marques, en esa época yo estaba gorda y no me eligieron para bailar, pero me quedaba a mirar todos los ensayos, me fascine con el, su locura, creatividad y musicalidad. Cuando el Marques murió supe que Cranko iba a Stuttgart, lo llame y le pedí una audición y me tomo como su Primera Bailarina, en ese momento supe que los 4 años en el Marques me habían preparado para asumir ese desafió y responsabilidad, pero aclaro que cuando audicioné para Cranko ya estaba delgada. Cuando Cranko me tomo en la compañía nadie de los maestros entendían porque me eligió a mi ya que decían que yo no tenia personalidad, ni era famosa, pero Cranko dijo Yo quiero formarla. Ahí cambio mi vida el me dio una carrera, una vida, antes de Cranko yo quería bailar solo los clásicos, pero el me enseño que yo era una bailarina actriz, al pasar el tiempo era yo quien ya no quería bailar los clásicos y cuando me obligo a bailar Giselle odiaba no sentirme con la libertad que sentía en los roles que el creaba para mi. Cranko era difícil con días y días pero lo conocíamos y sabíamos que día era bueno y cual no, teníamos un AMOR enorme hacia el y la relación era fuerte y hacíamos cualquier cosa por el, además el siempre podía ser muy divertido, trabajaba muy rápido, no le gustaba limpiar las coreografías ese trabajo se lo dejaba a los maestros, odiaba contar la música porque perdía espontaneidad, el decía que cada bailarín tenia que tener su propia musicalidad

Uds. ha sido su “Musa” . Qué piensa que él encontró en Uds. que no lo hallo en otra bailarina?
Creo que yo lograba entrar en su mente y sabia que era lo que el quería para sus ballet, ese fue siempre mi talento, el lograr entender al corógrafo. Recuerdo que el primer día de clase con el como maestro fue complicado porque el hacia coreografías en la clase, pero vio que yo lo entendía y me parece que ahí se dio cuenta que me quería como Primera Bailarina.

Como vivía la responsabilidad de ser la bailarina principal del Ballett del Teatro Estatal en Stuttgart y tener ballet creados especialmente para Usted?
Yo siempre le di un enorme valor a Stuttgart y a los corógrafos, ellos creaban para mi, sin ellos no se si hubiese tenido la carrera que he tenido, nunca pensé que seria una carrera así, lo mas especial eran ellos conmigo.

A la muerte repentina de Cranko toma las riendas de la Cía. Un importante momento profesional para Uds. y para ellos. Cómo lo vivió?
Yo fui preparada por Cranko para algún día ser Directora, el decía que yo un día podría ser una buena Directora. Yo no tenia ni ganas ni voluntad de serlo, yo quería bailar, pero con la muerte de el me vi. en la obligación ya que la compañía me pidió que dirigiera el Ballet de Stuttgart y tuve que hacerlo. Primero dije que seria hasta encontrar a alguien adecuado para la compañía, pero me quede muchos años y fue una experiencia muy linda y otra vez Cranko tenía razón porque finalmente me gusto mucho ser Directora.

Que diferencias encuentra al trabajar con bailarines europeos y latinoamericanos?
Absolutamente ninguna, los bailarines son UNA nación tanto en América, Europa, Asia…

Le agrada Chile? El nivel del ballet de Santiago como lo encuentra?
Me encanta Chile, su gente, su comida, todo .Yo creo que el Ballet de Santiago es la mejor compañía de Latinoamérica y se puede contar como una de las Grandes del Mundo, con un repertorio muy extenso de diferentes Grandes corógrafos, además de tener todo el repertorio clásico.

Tiene futuro la danza clásica? Hacia donde se dirige? Los clásicos no la aburren?
Los clásicos cuando son bien hechos y que son bailados sin perder la tradición mas un toque de contemporáneo teatral, entonces no me aburren. Los ballet clásicos tienen que ser muy bien interpretados y los bailarines tienen que tener un muy alto nivel.

Usted ha bailado con importantes bailarines y uno de ellos fue Jorge Donn. Podría por favor hablarnos o contarnos algo de su experiencia con el?
Yo baile con muchos de los grandes bailarines, pero mi “partner” principal que siguió toda mi carrera fue Richard Cragun, y el otro a quien doy un lugar muy especial es a Jorge Donn. Con Donn empezó una nueva dirección en mi carrera porque me llevo a trabajar con Maurice Bejart, quien hizo todo un nuevo repertorio para Donn y para mí. Donn sin duda era uno de los Grandes bailarines de esa época.

Vladimir Malakhov se encuentra al frente de la Staatsballett Berlín, que opina de él, le agrada el trabajo que esta realizando ?
La verdad es que no puedo decir nada porque cuando el fue a Berlín yo me vine a Chile y no he tenido la oportunidad de ver que esta haciendo y no conozco la compañía actual después que el tomo la dirección.

Volvería a trabajar a Alemania?
Alemania es mi país y Stuttgart mi ciudad y nunca he dejado de trabajar con el Ballet de Stuttgart, incluso ahora que dirijo el Ballet de Santiago. Alemania me dio una carrera y yo soy muy fiel a ellos.

El proceso coreográfico es una tarea a mi entender, sumamente difícil y especial, ya que se conjugan varios aspectos entre ellos: la maginación, la creatividad, la danza, la música. ¿Como nace en usted este proceso? ¿Piensa que siempre estuvo latente en su interior o nunca imagino que fuese coreógrafa?
Yo tengo un respeto muy grande por los corógrafos porque si soy lo que soy hoy es porque los corógrafos siempre quisieron trabajar conmigo. Nunca pensé que iba a llegar el día que yo iba hacer una coreografía, hoy mismo nunca digo que soy COREOGRAFA pero si soy una persona que puedo hacer la coreografía de ciertas cosas, para mi el titulo de COREOGRAFO es para Cranko, Bejart, MacMillan, Neumaier, Forsythe, Kyllian.

Le fue fácil crear coreografías para ballet ya montados con coreografías tan definidas como por ejemplo Carmen o la Bella Durmiente?
Fue fácil hacer esos ballet, sentí que podía realizarlos, Bella Durmiente lo hice para el Ballet de Stuttgart y Carmen para el Ballet de Santiago, este ultimo es una historia que me apasiona y tenia muy claro los personajes y el hilo conductor de la historia, los roles principales los cree para Marcela Goicoechea como Carmen, Luis Ortigoza como Don José y Rodrigo Guzmán como Escamillo, quienes además de su enorme nivel técnico tienen una sensibilidad y entrega artística increíble como cada bailarín de esta compañía, lo que permitió que cada uno de ellos le diera algo propio a los personajes

¿Que piensa que le falta o le ha faltado, si este es el caso, a su carrera? ¿Qué le ha quedado por hacer?
Con mucha gratitud y humildad puedo decir que nada. Hice más de lo que soñaba y espero lo que la vida me tenga preparado…

Marcia Haydée. Danza Ballet® 2007

Marcia Haydée. Danza Ballet® 2007

Marcia Haydée. Reportaje exclusivo para Danza Ballet®, 2007.

© 2007 Danza Ballet