Nacho Duato no seguirá al frente del Staatsballett Berlin

La coreógrafa alemana Sasha Waltz y el director del Ballet Real Sueco, Johannes Öhman, codirigirán el Staatsballett de Berlin a partir de 2019, cuando expira el contrato de su actual máximo responsable, el bailarín y coreógrafo español Nacho Duato, anunciaron hoy las autoridades berlinesas.

Con Waltz y Öhman, Berlín gana dos personalidades de la danza de prestigio internacional, señaló el alcalde-gobernador de Berlín y responsable de cultura, Michael Müller, en un comunicado.

“El Staatsballet de Berlín es actualmente la primera compañía de danza en Alemania y el único colectivo de tradición clásica en Berlín”, recordó.

El cometido de Waltz y Öhman consistirá en desarrollar para el Ballet Estatal el amplio abanico que abarca la danza, desde la tradición clásica al ballet contemporáneo, agregó.

Duato asumió la dirección del Staatsballet como sucesor del ruso Vladímir Malájov -a quien ya había relevado antes al frente del ballet del Teatro Mijáilovksi de San Petersburgo- y firmó con el colectivo berlinés hasta 2019, con posibilidad de prorrogar el contrato.

También el nombre de Waltz había sonado entonces como posible sucesora de Malájov al frente del colectivo berlinés, pero la coreógrafa rechazó en su momento la oferta con el argumento de que deseaba buscar nuevos horizontes profesionales.

Voces críticas acusan al coreógrafo español -que intenta montar su propio repertorio en el Staatsballet- de falta de interés en Berlín.

Según el diario Bild, las puestas en escena de Duato, como Herrumbre, del propio coreógrafo, eran con frecuencia “deprimentes y sombrías”.

También levantó controversia la decisión de eliminar El Cascanueces de la programación, una puesta en escena que costó 1,5 millones de euros (1,6 millones de dólares), agrega el rotativo.

El Staatsballet surgió en 2004 de la fusión de los conjuntos de danza de las tres óperas estables de Berlín -Staatsoper, Deutsche Oper y Kommische Oper- y tiene su sede en la primera de ellas, cuyo director musical es el argentino Daniel Barenboim.

El coreógrafo Nacho Duato, cortesía del Ballet Estatal de Berlín.