Hacia arriba

Danza Ballet

#

Para los amantes del ballet, entrevista a la maestra Judith Hernandez Burgada


11 julio, 2020
Imprimir

Bailarines de figuras delgadas y esbeltas, portes exquisitos y expresivos y, al mismo tiempo una filigrana de movimientos precisos y elegantes. La máxima expresividad en acción, el bailarín clásico. Todos los que han estado al menos una vez en el ballet conocen tales impresiones; como también el inmenso trabajo que existe detrás de estos hombres y mujeres dedicados al máximo arte de la danza: el ballet.

Una profesión que nace en la infancia y en donde no es menos importante la educación, el carácter y la disciplina, amén de las capacidades físicas que se adquieren con el tiempo y el estudio.

Los niños que se educan en la danza, suman beneficios como el desarrollo de un sentido ético y estético importante en varias áreas de sus vidas a lo largo de su progreso y crecimiento personal. Las clases de ballet para niños, diseñadas y dirigidas hacia el aprendizaje de la técnica del ballet clásico, son un factor muy importante en la educación y formación de los pequeños.

Encontrar una profesional, una verdadera maestra de danza clásica que se dedique a que los alumnos, sean niños o adultos, se incentiven y amplíen su inclinación, disposición y afecto hacia el estudio del ballet, no es tarea fácil.

Mucha gente me consulta por clase de ballet para niñas, porque no es fácil encontrar una buena maestra con la formación y dedicación que requiere la danza clásica. Personalmente, no dudo en recomendar a una gran amiga mia y excelente profesional, exbailarina y maestra desde hace muchísimos años, Judith Hernandez Burgada.

Judit se dedica a la formación de ballet en niños y adultos, en Tanger, ciudad donde vive desde hace muchos años, y donde es todo un referente.

Sus clases brindan la oportunidad de aprender el arte del ballet desde el nivel iniciación hasta clases para adultos.

Hablamos con ella.

Carolina de Pedro

Entrevista a la profesora Judith Hernandez Burgada

Judit, ¿cómo es la estructura de una clase de ballet para niños? Para ubicarnos, hablamos de alumnos de que edades …

Las clases de ballet deben de tener una estructura fija adaptada a cada edad y cada nivel de enseñanza.

La edad ideal para empezar la danza clásica son los seis años, pero debido a la gran demanda de niñas de cuatro y cinco años que he tenido en cursos anteriores he incorporado Pre-ballet, que introduce a las niñas en el formato de lo que posteriormente será la clase de ballet tal cual la conocemos (barra, centro y diagonal). En Pre-ballet van conociendo y aprendiendo nuevos pasos, a la vez que empiezan a trabajar su cuerpo, su flexibilidad y, algo que para mí es sumamente importante, empiezan a desarrollar la coordinación, expresividad y sentido musical.

También se incentiva la expresión propia a través de juegos, uso de complementos y la fantasía.

Desde el aspecto artístico es importante que los preescolares desarrollen ciertas capacidades y habilidades como la disciplina, la autoestima y la socialización, ya que estas contribuyen al mejor desempeño de cualquier actividad artística

En aspectos generales son edades idoneas para enseñar a las alumnas fundamentos esenciales de la danza clásica, como la disciplina y la responsabilidad, el trabajo individual y grupal, el sentido del respeto por los compañeros dentro y fuera de la clase y, en un aspecto mas global la apreciación de la belleza de la danza.

Todo esto, naturalmente, se trabaja adaptadoa  la edad de cada grupo de alumnas.

Si una niña a los cinco años disfruta de una clase de ballet, lo amará y seguirá formándose. El estudio de la danza clásica desde tan pequeños contribuye al mejor desempeño de cualquier actividad artística. A partir de los seis años, se empieza con clases de nivel iniciación aplicando la estructura básica de la clase como tal: calentamiento en el suelo, ejercicios en la barra, diagonales y centro.

También, trabajamos coreografías incorporando poco a poco pasos aprendidos. De ahí las alumnas, según su desarrollo en el aprendizaje, poco a poco van subiendo de nivel. Mi idea es intentar mantener el grupo, aunque a veces, la motivación y asimilación de alguna en especial hace que avance a mayor velocidad que el resto.

En estos casos cambio a la alumna a un nivel mas alto.

¿La disciplina y la educación, la formación en general en las escuelas de ballet para niños es actualmente tan estricto como era antes, en nuestra época?

En Tánger, que es dónde hace años imparto clases para niños y adultos, la respuesta sería que ni la disciplina, ni la educación, son las que eran.

Esta generación de niños tecnológicamente sobre estimulados, es muy diferente. Ni mejor ni peor, pero si diferente a los de otras épocas.

Personalmente creo que los niños en la actualidad tienen menos poder de concentración y esto hace que se dispersen con facilidad; sin embargo, cuando son capaces de entender que la clase de ballet es un trabajo constante y de superación, adoran el rigor de la misma y hasta ellos mismos lo exigen. “¡No te olvides hacer un ejercicio a la izquierda!”, “Tenemos que repetirlo a la derecha!”

¡Parece mentira pero los niños lo piden rápidamente!

En Tanger, ¿hay interés en la danza clásica?

En Tánger hay interés por la danza clásica, pero también es cierto que hay bastante desconocimiento y poca cultura de ballet.

Aquí se ha tratado siempre como una actividad extra escolar de una hora a la semana dándole más atención al espectáculo del fin de curso que al aprendizaje y la formación en sí. Una verdadera lástima. Hay que cambiar esta situación educando y formando,  incluso a madres y padres.

¿Te interesa el trabajo con los adultos?

Mi experiencia con adultos siempre ha sido muy positiva. ¡Qué diferente a trabajar que niños!

He dado clases de barre a terre y clásico con una mirada enfocada en ejercicios de elongación y re-educación postural.

Recientemente, justo antes del COVID19, abrí una clase para adultos con mucha participación de mujeres que querían iniciarse en la danza clásica y otras que deseaban retomar sus estudios. Lamentablemente, no paso demasiado tiempo hasta que llegó el confinamiento y me vi en la obligación de cerrar temporalmente las clases. Una lástima, ya que estaba encantada con la experiencia.

La mayoría de las mujeres apuntadas habían hecho ballet de pequeñas y otras, siempre lo quisieron hacer. Al ser adultas el interés general estaba puesto en trabajar la alineación y colocación del cuerpo, así como en recuperar un poco de elasticidad general.

Enseñar y aportar es enriquecedor tanto con niños como con adultos, solo que con adultos diríamos que es más relajado.

¿Qué aprenden las personas que se forman en tu escuela de danza?

Aprenden a que todo es posible con trabajo y esfuerzo. Aprenden a escuchar y a concentrarse. A que se ha de respetar al compañero y a trabajar de una manera sana y no egocéntrica. Las niñas aprenden a relacionarse entre ellas con respeto y sentido de la amistad.

En Tánger es fácil estar en una clase de ballet con niñas donde unas hablan español, otras francés y otras árabe. Entonces aprenden a que su maestra, que soy yo, a veces se queda en blanco de tanto cambiar de idioma y ellas acaban mis frases con una delicadeza maravillosa.

Y sobre todo, aprenden a amar la danza clásica.

¿Cómo ves en general a los jóvenes maestros de ballet en la actualidad?

Veo gente muy formada y especializada. Creo que el ballet ha sufrido una transformación a nivel de que cada vez se extrema más a donde llevar la capacidad corporal. Un grand battement no es igual ahora que cuando yo era pequeña.

Hoy día es normal marcar las horas del reloj con la pierna de un bailarín porque se lleva al cuerpo a límites que antes no se tenían en cuenta, porque se daba mas importancia a lo artístico y no a lo físico. Ahora mas que arte, es gimnasia.

En consecuencia, los maestros han de estar atentos a los rápidos cambios de tendencias así como sistemas pedagógicos aplicados a la danza. Y no perder nunca de vista el factor y la enseñanza de lo artístico.

¿Qué cualidades tienen que tener para ti un buen maestro de ballet clásico?

Un buen maestro es aquel que transmite con pasión esta disciplina.

Ha de ser severo, riguroso e infatigable en corregir a sus alumnos. Ha de tener sensibilidad para motivar al grupo y a cada alumno.

Los bailarines son personas con circunstancias, el vínculo que crea maestro y alumno, hace que algún momento estas circunstancias afloren, y aunque el maestro está para enseñar ballet, es posible que también deba escuchar a la persona, que es su alumno.

¿Qué representa para ti una persona formada y educada en la danza clásica?

Una persona con formación en danza clásica es una persona trabajadora, tenaz y perfeccionista.

Cuando has adquirido estos valores de pequeño, difícilmente los olvidas; los llevarás a las diferentes áreas y actividades de tu vida, sin importar que dediques tu vida a cualquier otra actividad fuera del ballet.

A nivel físico, sabemos que el cuerpo tiene memoria y cuando lo has trabajado con el ballet de pequeño siempre buscará el bienestar que le dio la danza.

Afortunadamente, ahora hay maravillosas profesionales como tú, Carolina, que nos das a los adultos la satisfacción de volver a disfrutar de una “maestra” y de clases tan profesionales.

A raíz del confinamiento por el Covi-19 han crecido las clases de ballet online, algo que antes existía pero no con tanta fuerza. ¿Cómo ves el tema de las clases de ballet a través de Internet?

Imprescindible con toda esta situación del Covid- 19, y una gran oportunidad para no perder el contacto con el alumno. Pero también difícil.

A decir verdad, corregir es muy complicado y mirar y observar a tu alumno tan de cerca por momentos se hace difícil. El maestro ha de hacer un esfuerzo mayor en explicar con palabras, lo que en una clase presencial hace colocando la postura del alumno, moviendo el pie, las manos y la cabeza en pocos minutos. Y te diría que con los niños es aún más complicado.

Particularmente en mis clases online no acepto más de seis niños por grupo. Mas alumnos hace difícil el trabajo. Creo que se ha de tener el mismo rigor que en las clases presenciales, en la medida que se pueda.

Nosotras ya sabemos que bailar es una simple vocación. Dedicarse a la danza clásica, una disciplina rigurosa y dura, acompañada en buena medida de sufrimiento; llevamos nuestro cuerpo al extremo todos los días. Tienes que dar el máximo en cada clase, estar 100% entregado a tu trabajo y tener un estilo de vida impecable. ¿Vale la pena?

¡Por supuesto que vale la pena! Yo me siento muy afortunada en trabajar el cuerpo todos los días con intensidad sin olvidar el trabajo mental, que realizamos constantemente a través de ejercicios, coreografías y variaciones buscando y adaptando la música a cada ejercicio y a cada tempo.

Para llevar este ritmo de vida, aparte de amar esta profesión, debes de tener una alimentación sana, la cabeza muy bien puesta y unas costumbres de vida saludables, y todo ello proporciona bienestar.

Para mí, el amor por mi profesión y mi trabajo no es comparable a nada.

Judit, ¿cómo se presenta el próximo curso?

Hasta marzo de 2019 he trabajado para una escuela pero, tras este período de confinamiento, he decidido trabajar de manera independiente. Todas las situaciones tienen su parte positiva y, cuando la situación se normalice, volveré mis clases ahora en mi nueva escuela de ballet.

Mi nueva sala fue un estudio de ballet en los años de protectorado. Es realmente un lugar maravilloso con unas instalaciones magníficas! Mi idea es regresar a mis clases presenciales y dar clases a partir de Septiembre 2020. Esperemos que todo se normalice y podamos continuar con nuestro maravilloso arte.

Muchas gracias Judit, a sido un placer.

Judith Hernández Burgada
WhatsApp: +212 662599265 / juditburgada@gmail.com
Clases para niñas de 6 a 14 años. Adultos y Jóvenes. Iniciación y por niveles.
Clases privadas. Aplicación Zoom.

editora bailarines de ballet  Para los amantes del ballet, entrevista a la maestra Judith Hernandez Burgada


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies