Richard Thomas (1924-2013)

La historia del bailarín Richard Thomas Sr. creo no es conocida por los actuales bailarines cubanos. Dicky (como le llamábamos cariñosamente todos sus amigos y compañeros bailarines) fue miembro del Ballet Alicia Alonso (BAA) en los primeros años de existencia del conjunto cubano, predecesor del actual Ballet Nacional de Cuba (BNC).

Dicky contrajo matrimonio en 1950, en La Habana, con la dulce y gentil bailarina Bárbara Fallis (1924-1980), que perteneció al grupo fundador del BAA. Tanto Bárbara como el bailarín provenían de las filas del Ballet Theatre (BT), nombre con el que la compañía fue conocida hasta 1957, y a partir de entonces sería llamada American Ballet Theatre (ABT). Richard se unió a la compañía cubana en 1949, y ambos bailarines permanecerían en ese conjunto hasta 1952. En 1953 regresaron a New York, y se unieron al New York City Ballet (NYCB), compañía de la cual formaron parte hasta 1958.

Ese año establecieron en los antiguos salones de la Escuela Americana de Ballet de George Balanchine, en Manhattan, una academia propia que llamaron New York School of Ballet. Desde entonces, ambos se mezclaron en infinidad de proyectos en el mundo del ballet, y trabajaron con afamados coreógrafos como Jerome Robbins y Eliot Feld. El nombre de Dicky como maestro, alcanzó mucha importancia, especialmente entre bailarines ya conocidos, que se maravillaban con su simple y simpático estilo de enseñar, con el cual obtuvo magníficos resultados, especialmente entre la juventud. Barbara, por su parte, era suave y mesurada como maestra, si bien demandante, por lo que obtenía de sus alumnos distinción y elegancia. Entre los proyectos de la pareja existió uno llamado “U.S. Terpsichore”, un pequeño conjunto que tuvo corta duración.

Barbara falleció en 1980, en Manhattan, y Dicky (que dicho sea de paso, hablaba un español muy cubano), se mantuvo activo por varios años más, hasta que se retiró a su finca de Kentucky, donde se dedicó a la cría de perros y más tarde de caballos. Falleció en un hospital de Paintsville, Kentucky, el sábado 27 de julio, pocas horas antes de la muerte del maestro Fernando Alonso, que abandonó este mundo en la media tarde de ese mismo día, en un hospital de La Habana.

Mi pésame más sentido a sus dos hijos, Richard E. (1951), muy conocido por sus actuaciones teatrales, especialmente en la T.V (quien no recuerda a John-Boy, en la serie de “Los Waltons”), y Bronwyn (1960), también bailarina, extensivo a sus varios nietos y biznietos. R.I.P.

Richard Thomas, un magnífico profesor, que será muy recordado. Cortesía de Audrey Ross.

 

Barbara Fallis en “Apollo” de G. Balanchine. Foto: Dwight Godwin – Windmann (Archivo de CPV)