Víctor Ullate cerrará su escuela de danza en Madrid, que funciona como conservatorio concertado

El coreógrafo tiene una deuda de medio millón de euros con la Seguridad Social y Hacienda, según los trabajadores.

Por Raquel Vidales para El Pais – Madrid (20/2/ 2020).

Víctor Ullate cerrará el 30 de junio su escuela de danza en Madrid, que funciona como conservatorio concertado con la Comunidad de Madrid.

El coreógrafo lo ha comunicado este jueves a los cerca de 600 alumnos que están actualmente matriculados, que ahora deberán solicitar rápidamente el traslado de su expediente a otro conservatorio para no quedarse sin plaza el próximo curso.

“Se trata de una decisión que me he visto obligado a tomar debido a la inviabilidad económica de este proyecto, al cual le he dedicado mi vida”, explica Ullate en una nota que ha entregado a los alumnos y sus familias. A los empleados se lo ha notificado en una reunión en la que ha detallado además que tiene una deuda de más de medio millón de euros con la Seguridad Social y Hacienda, según han informado a este diario fuentes del profesorado. En el centro trabajan 24 profesores y tres personas más en la parte administrativa, que en los últimos meses han sufrido retrasos y fraccionamientos en el cobro de sus nóminas.

Ullate vendió el pasado noviembre el local donde se ubica el centro a la empresa Som, productora de los musicales Billy Elliot y West Side Story, entre otros. Desde entonces paga un alquiler mensual y siempre había mantenido ante los trabajadores y el alumnado que eso no implicaba la liquidación de la escuela. Pero finalmente hoy ha reconocido lo contrario.

“Nuestra intención siempre ha sido que la empresa que ha adquirido las instalaciones de la escuela le diera continuidad al proyecto; sin embargo, es algo que no está en nuestras manos”, aclara el coreógrafo en su nota al alumnado. Som tiene previsto abrir el año que viene una escuela de artes escénicas, pero aún no ha decidido dónde estará su sede. “En cualquier caso y con toda seguridad, no estaría relacionada con la Escuela Victor Ullate, que es totalmente independiente”, según un portavoz de la compañía.

En los últimos meses, Ullate ha desmantelado casi todas sus empresas por “inviabilidad económica”. El pasado 2 de octubre comunicó la disolución de su ballet, aunque no aclaró las causas de su insolvencia ni a sus trabajadores ni a la Comunidad de Madrid, que le había concedido 950.000 euros de subvención para su actividad durante 2019. Los trabajadores interpusieron una denuncia por retrasos en los pagos de sus salarios y para exigir la indemnización correspondiente a su despido.

Entonces el coreógrafo aseguró que mantendría abierta su fundación, pero un mes después, tal como avanzó este periódico, admitió que la iba a liquidar y que trasladaría sus programas formativos para bailarines sin recursos a su escuela privada de Madrid, que ahora cerrará también. En diciembre también clausuró a mitad de curso otros dos centros que tenía en la localidad madrileña de Alcorcón, con cerca de 600 alumnos en total, después de que el Ayuntamiento desvelara que la compañía llevaba seis años en “una situación irregular” y sin asumir “el pago de los suministros” de los centros municipales cedidos.

Fuente elpais.com/cultura. Madrid 20 FEB 2020

El bailarín Víctor Ullate en una imagen de archivo. Santi Burgos.