Hacia arriba

Danza Ballet

#
La danza y el ballet

Yoga en casa: Sirsasana, una postura de yoga para brazos, abdominales… ¡Y cerebro!


5 abril, 2020
Imprimir

Se llama sirsasana o postura de yoga sobre la cabeza y tiene múltiples beneficios, tanto para tus brazos, hombros, zona dorsal y abdominal, pero también sirve para “oxigenar” el cerebro.

Por Pilar de Gonzalo, profesora de Yoga (www.yoweyoga.com).

Conocida como postura “sobre la cabeza”, Sirsasana es considerada “el rey” de las asanas en yoga por los beneficios que aporta:

  • Fortalece brazos, hombros y zona dorsal. La presión de estos contra el suelo, libera y estira los músculos del cuello.
  • Tonifica la zona abdominal, pues para mantener la verticalidad de la postura hay que activar el core, aportándole una gran tonicidad y aliviando la presión en zona lumbar y sacra.
  • Estira de toda la parte posterior del cuerpo.
  • Oxigena el cerebro.Al invertir el cuerpo recibe una gran irrigación y oxigenación sanguínea rejuveneciendo las células.
  • Calma y ralentiza el ritmo cardiaco tras el entrenamiento. El corazón no necesita realizar apenas esfuerzo, es una postura que se recomienda tras el esfuerzo para calmar cuerpo y mente.

Aquí tienes la explicación para hacer correctamente la postura Sirsasana o pino de yoga en 5 pasos:

1/ De rodillas, agarra los brazos por los codos, colócalos sobre el suelo en línea con los hombros y estíralos hacia delante juntando los dedos entre sí en forma de cuenco.< 2/ Apoya la parte alta de la cabeza en el suelo ente las manos, y presiona los antebrazos hacia el suelo, alejando los hombros de las orejas. Es importante que el cuello se estire por detrás. 3/ Levanta las rodillas del suelo y estira las piernas, como en la postura del perro boca abajo. Comienza a caminar de puntillas llevando los pies hacia la cara, hasta que la espalda quede en el eje vertical.

4/ Activa la zona abdominal, presiona los antebrazos contra el suelo y ve elevando las rodillas. Primero hacia el techo dejando que los pies cuelguen hacia las nalgas, y poco a poco, comienza a estirar las piernas hasta la vertical. ¡Enhorabuena, estás en sirsasana! 5/ Deshaz la postura lentamente. Manteniendo la acción en el core y glúteos, baja las piernas hacia el pecho, de ahí lentamente primero una y luego la otra al suelo, separa bastante las rodillas y lleva la frente hacia el suelo, coloca los brazos a los lados de las piernas y la gravedad se encargará del resto.

Recupérate unos minutos en balasana.

otras disciplinas  Yoga en casa: Sirsasana, una postura de yoga para brazos, abdominales... ¡Y cerebro!
Sirsasana. Fotos: Luca Martidany
otras disciplinas  Yoga en casa: Sirsasana, una postura de yoga para brazos, abdominales... ¡Y cerebro!
Sirsasana. Fotos: Luca Martidany

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies