Hacia arriba

Danza Ballet

#

El misterio de la tumba de Marie Taglione

20 marzo, 2007
Imprimir
Carolina de Pedro Pascual

Nombre: Carolina de Pedro Pascual
Correo: por medio de este formulario

Editora de Danza Ballet® Web y Danza Ballet®Revista de Colección.
Profesora Danza Ballet® Vagánova y Body Ballet®.
Estudio Ballet Barcelona® www.ballet.barcelona

Ver formación académica y currículum


TAGLIONI no descansa en MONTMARTRE.

Coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de la bailarina Marie Taglioni (1804 – 1884), un magazine de danza titulado “The Dance Insider” destapó una noticia que hizo furor en el mundo dancístico.

En 2004, un magazine de danza titulado “The Dance Insider” destapó una noticia que hizo furor en el mundo dancistico y en la ciudad luz.

Gracias a los estudios y averiguaciones de “The Dance Insider”, tras una minuciosa investigación, los funcionarios del Cementerio de Montmartre de París llegaron a la conclusión que la famosa bailarina sueca Marie Taglioni no estaría enterrada en ese lugar. El nombre que aparece en la tumba del cementerio de celebridades de París es Marie Taglioni pero el sepulcro no le pertenece a ella sino a su madre.

 

editora  El misterio de la tumba de Marie Taglione

Marie Taglioni © Bibliotheque de la Danse of The National School of Contemporary Ballet

Marie Taglioni fue la máxima estrella del Romanticismo en el ballet. Aunque nació en Estocolmo, Suecia, el 23 de abril de 1804, provino de una familia de artistas milaneses célebres en toda Europa. Con el estreno de “La Sílfide”, obra de ballet creada por su padre y estrenada por ella en la Ópera de París el 12 de marzo de 1832, acompañada por Joseph Mazilier (1801 – 1868) y Lisa Noblet, se inició la era del baile en puntas y gracia a éste, la consolidación de un nuevo estilo de ballet: el romanticismo. Asimismo, la bailarina se consagró al bailar en puntas de pie por primera vez en la historia de la danza como “la más grande bailarina del momento”.

Todo comenzó cuando el Instituto Italiano de Cultura reveló que Taglioni no se encontraba enterrada en la tumba que lleva su nombre pero sí se encontraría en el Cementerio de Père-Lachaise, en París, bajo el nombre de quien fuera su ex-marido Comte Gilbert de DES Voisins.

La alarmante noticia de estos acontecimientos, que corrió como la pólvora, empezó justo antes que dieran comienzo las celebraciones en homenaje a la bailarina. Durante los actos de homenaje el editor del magazine, Paul Ben-Itzak eligió como tema central para su ponencia la historia sobre el famoso sepulcro de Montmartre. Ben-Itzak recordó ver el nombre de Taglioni en el mapa del cementerio que visito en julio de 2001, pues deseaba conocer el sepulcro de Vaslav Nijinsky (1889 – 1950), el genio de la danza.

Durante su ponencia se proyectaron imágenes del sepulcro de Montmartre en el cual se podrían observar imágenes agrietadas de la lápida en donde decía “Marie Taglioni a su madre amada.” (Marie Taglioni – sa mere bien aimée).

En la primera fila de la audiencia se encontraba el prestigioso coreógrafo francés Pierre Lacotte (1932). A principios de los años 1970, Lacotte recreó el ballet “La Silfíde” por completo utilizando unas anotaciones que se emplearon para una película en la que Ghislaine Thesmar (1943) interpretaba el papel de “La Sílfide”. Esta pieza, en su versión reconstituida, forma parte del repertorio del ballet de la Ópera nacional de París.

Lacotte habría investigado arduamente para recuperar la versión perdida del ballet original de 1832 que incluía los famosos vuelos de las Sílfides tal como se estilaba en la época sujetas a gran altura por un complicado mecanismo de arneses y alambres. “Estoy apesadumbrado pero debo interrumpir,” dijo Lacotte que se encontraba trabajando en una biografía sobre Taglioni. “Es verdad, no es ese su verdadero sepulcro.” Mientras que un grito de asombro colectivo onduló a través de los espectadores Lacotte se lucio al explicar que la madre de la bailarina Sophia Taglioni se encontraba enterrada en un sitio elegido de Montmartre y que el cartel fue puesto allí por la bailarina como tributo a su madre.

Desde que “The Dance Insider” comentó lo de la existencia de la extraña tumba de Montmartre los lectores y amantes de la danza del mundo entero han enviado sus zapatillas de punta para que se colocarán en el sepulcro, el cual se ha convertido en una capilla en honor a la memoria de la que fuera la musa de “La Sylphide”.

Todo cambió de color cuando los funcionarios del departamento de preservación del cementerio de Montmartre buscaron en sus expedientes y confirmaron que de hecho esta tumba entierra a la madre de Taglioni y no a la bailarina. Al investigar su verdadero pan.

El mundo entero se sorprendió ante la revelación de Lacotte y de los funcionarios de Montmartre. Rápidamente se comunicaron con la oficina de la preservación de Pere Lachaise y confirmaron que de hecho Taglioni fue trasladada allí desde Marsella el 12 de enero de 1931, casi cincuenta años después de su muerte. La bailarina había decidió radicarse en Marsella, ciudad donde murió en 1884 a la edad de 80 años.

Si es impactante saber que Marie Taglioni no está en el sepulcro que lleva su nombre en Monmatre donde los bailarines de todo el mundo le rinden tributo viajando únicamente para ver la morada final de la bailarina, es igualmente impactante saber que el sepulcro, en el cual verdaderamente se encuentra enterrada, se identifica por el nombre del que fuera su ex-marido quién la rechazó por su pasión exclusiva hacia la danza.radero, encontraron un documento de 1990 del municipio de Marsella, en donde Taglioni fue enterrada en 1884. Cuando se les preguntó del porque en los mapas turísticos del cementerio continúan indicando que la bailarina es la que ocupa el sepulcro solamente explicaron que seria demasiado costoso substituir los mapas actuales por unos nuevos.

Lacotte divulgó que Taglioni fue enterrada realmente en Pere Lachaise -lugar de morada final de personalidades como Molière, Edith Piaf, Jacques-Louis David, Oscar Wilde, Modigliani, Marcel Proust, Chopin, Yves Montand, y Jim Morrison, entre otros – bajo el nombre del que fuera su ex-marido Comte Gilbert de DES Voisins.

En una visita a Pere Lachaise se puede corroborar que solamente aparece el nombre de una bailarina en el mapa del cementerio y es Isadora Dunca

La tumba de la bailarina se encuentra ubicada, según el mapa del cementerio, en rue Pacthod (región 94), encima de la colina de la mítica Edith Piaf (1915 – 1963) que cruza el camino del Columbarium du Cimetière. Tiene como vecinos a Isadora Duncan (1878 – 1927) y a una de las grandes figuras de la danza moderna: el coreógrafo americano Alwin Nikolai (1910 – 1993), quien fuera, a pedido del gobierno francés, creador del Centre Nationale de la Danse Contemporaine.

Marie Taglioni merece un sepulcro digno donde se la reconozca por quién fue y los bailarines del mundo merecen saber dónde ir a rendirle homenaje a la que fuera la más celebre bailarina de todos los tiempos.

Al finalizar su discurso, el editor Ben-Itzak Marie dedico unas palabras a este hecho sin precedencias: “Taglioni se cercioró que la memoria de su madre permaneciera honrada y ahora nos toca a nosotros revertir y rectificar los acontecimientos sobre el destino final de Taglioni de modo que los bailarines y amantes de este arte y las comunidades todas sepan exactamente quien fue esta gran artista para dejar en claro cual es la morada final de la que fue la madre de la danza”. Fuente The Dance Insider

editora  El misterio de la tumba de Marie Taglione

Tumba de la madre de Taglioni en donde se puede leer: “Marie Taglioni – sa mere bien aimee”.
Cimetière de Montmartre © 2011 Danza Ballet. París.

editora  El misterio de la tumba de Marie Taglione

 Tumba de la madre de Taglioni en donde se puede leer: “Marie Taglioni – sa mere bien aimee”.
Cimetière de Montmartre © 2011 Danza Ballet. París.

© 2011 Danza Ballet

 


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies