Hacia arriba

Danza Ballet

#

Bruckner vibra con Haitink

15 marzo, 2011
Imprimir
Juan Carlos Tellechea

Periodista y crítico.
Nacionalidad: Uruguayo.
Lugar de residencia: Berlín.

El señor Tellechea se formó en la Universidad de la República Oriental del Uruguay y en la Escuela Latinoamericana de Periodismo. Reside en Alemania desde 1980 (primero en Bonn, y desde 1999 en Berlín) donde colabora con numerosos medios de comunicación de Europa, Estados Unidos e Iberoamérica.

Ver más información


El sonido de las cuerdas levita casi imperceptiblemente cuando Bernard Haitink levanta la batuta y comienza la interpretación de la “Sinfonía nro. 5” en si bemol mayor de Anton Bruckner al frente de la Orquesta Filarmónica de Berlín este viernes 11 de marzo.

La gran sala auditorio está colmada de público; un público todavía impactado por las noticias sobre la tragedia de Japón.

La música subyuga desde un primer momento (“Introduction: Adagio – Allegro”). Con exquisita sensibilidad Haitink, de 82 años, despliega el tema principal y coloca los fundamentos de esta imponente “catedral” (en su versión de 80 minutos) del genial compositor austríaco, estrenada en Graz en 1894.

Su monumentalidad se apoya en los contrastes que el director aúna eficazmente, con una fuerza impresionante. Es una obra que la Filarmónica de Berlín tiene integrada en su repertorio desde el 24 de octubre de 1898, cuando la tocó por primera vez bajo la dirección del legendario Arthur Nikisch.

En el “Adagio: sehr langsam”, las cuerdas van colocando paulatinamente las “piedras” de esta impresionante construcción, muy lentamente, con especial sentimiento, con pasión, intuyendo, reflexionando con cada paso.

El “Scherzo: Molto vivace (Schnell) – Trio: Im gleichen Tempo” puede asemejarse al pulido de las piedras que realizan los talladores en el obrador de la “catedral”, con enorme energía y concentración. Las maderas de la Filarmónica de Berlín desempeñan aquí un gran papel y sucesivamente las cuerdas, los vientos con intervenciones muy frescas, de excelente claridad y precisión.

La monumentalidad de la “catedral” y el tema principal vuelven al primer plano en el último movimiento, “Finale: Adagio – Allegro moderato”, con un enorme trabajo de las cuerdas, de las maderas, y especialmente la intervención solística del clarinete, delicadamente, sutilmente, con toda la diversidad, los momentos críticos y las cuestiones sin respuesta que dejó cementados Bruckner en su partitura.

El público, absorto al concluír la ejecución, tardó un segundo en reaccionar, en volver de su inmersión metafísica para regresar a la realidad. Primero fue un “bravo”, después una ovación interminable. Cuatro veces tuvo regresar a la sala Haitink para agradecer los efusivos y merecidos aplausos de los espectadores.

A nuestro amigo, el contrabajista venezolano Edicson Ruiz, el benjamín de la orquesta, le pregunto sobre cómo son los ensayos con Haitink, si son muy arduos, extenuantes. “Nada de eso”, nos dice. “Haitink viene como siempre muy tranquilo a los ensayos, nos mira y simplemente espera de nosotros que toquemos como la Filarmónica de Berlín. Nunca se exaspera, nunca nos hace repetir un pasaje de la obra. Y cuando tenemos un mal día y las cosas no nos salen tan bien como quisiéramos (él también lo nota), nos vamos esa tarde compungidos a casa, reelaboramos el déficit y al otro día volvemos a dar todo con gran energía. Ese es el maestro Haitink.”
 

colaboradores  Bruckner vibra con Haitink

 Bernard Haitink


Berlín, 11/03/2011
Gran sala auditorio de la Filarmónica de Berlín.
Orquesta Filarmónica de Berlín. Director invitado Bernard Haitink.
“Sinfonía nro. 5” de Anton Brucker (1824-1896).
100% del aforo.

 

© 2005 – 2011 Danza Ballet

 

00034

Staatsballett Berlín expresa su profundo dolor por Japón Los arcanos de la vida y el tiempo. La velada de este jueves 17 de marzo se abrió con un mensaje de profundo dolor del Staatsballett Berlin, dirigido por Vladimir Malakhov, por la tragedia de Japón. Antes de comenzar a bailar, los organizadores pidi...
El primer ballet de Nijinsky como coreógrafo     Sabido es que el primer ballet de Nijinsky como coreógrafo fue "La siesta de un fauno" (1911). También, es conocido el escándalo que su erótico final provocó entonces. Incluso, el sof...
Carmen de Ramón Oller en Nueva York La Carmen más contemporánea se estrena en Nueva York.Una versión del mito de la ópera de Bizet 'Carmen', en la que danza contemporánea y flamenco se unen sin complejos, fue estrenada anoche en Nueva York por...
El adiós de Julio Bocca El adiós de Julio Bocca inaugura mañana la octava temporada de la Fundación Kursaal. El bailarín ofrecerá mañana en el Auditorio donostiarra una recopilación de sus mejores números junto al Ballet Argentino El 22 de diciembre concluye su gira de des...
Black Swan: oda al anti-ballet   Darren Aronofsky, el director de “Black Swan”, quiso hacer un filme no sobre el ballet ni en sí ni para sí, sino utilizarlo en vistas al eterno tema literario del doble. Más acaso le hubiese valido que hicie...
Barenboim y Rattle dirigen concierto por Japón Daniel Barenboim y Sir Simon Rattle dirigirán el próximo 29 de marzo a las 20 horas (de Europa central) un concierto de la Staatskapelle Berlin y de la Berliner Philharmoniker a beneficio de UNICEF en Japón, con obras de Piotr Chaikovski y Johannes B...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies