Hacia arriba

Danza Ballet

#

Homenaje a Alicia Alonso por el American Ballet Theatre


5 junio, 2010
Imprimir
Célida Villalón

Nacionalidad: Cubana
Ocupación: Crítica de ballet.
Se radicó en Nueva York desde 1959 y escribe en en diversos medios.
Uno de sus trabajos se publicó en la International Encyclopedia of Dance (Oxford University Press, New York, 1996).

Ver más información



EL ACENTO LATINO DE “ DON QUIJOTE” EN EL AMERICAN BALLET THEATRE.


En temporadas anteriores del American Ballet Theatre (ABT), una de las presentaciones del ballet “Don Quijote”, basado en la inmortal obra de Miguel de Cervantes, ha merecido ser llamada noche latina, y los roles principales han recaído en algunos de los magníficos bailarines hispanos que hay en el elenco de la compañía.

Sin embargo, este año la puesta en escena del aplaudido ballet, con la brillante coreografía de Marius Petipa, y la agradable música de Ludwig Minkus, ha sido dedicada a celebrar los 70 años de existencia de la compañía, que además incluiría otra novedad: Homenajear a la controversial antigua bailarina cubana Alicia Alonso, quien por largos años perteneciera al elenco del que entonces era llamado Ballet Theatre.

La ocasión sirvió, además, para festejar el próximo arribo de la Alonso a los 90 años de edad (diciembre 21). El encanto mayor de la noche, sin embargo, radicaba en que hubo tres parejas distintas de intérpretes para Kitri (Quiteria) y Basilio, y cada una de ellas, a excepción de la Kitri del último acto, habla en el hermoso idioma castellano. El público, no queriendo perder la oportunidad de aplaudir a seis magníficas y diferentes estrellas en una misma noche, abarrotó el teatro hasta los topes.
 
colaboradores  Homenaje a Alicia Alonso por el American Ballet Theatre

Paloma Herrera y Marcelo Gomes en el primer acto de Don Quijote. Rosalie O’Connor, cortesía del ABt.


Para comenzar el espectáculo, se proyectó un documental confeccionado por Ric Burns, narrado por la propia homenajeada (en un inglés bastante difícil de entender), que incluía momentos estelares de su larga carrera, así como escenas de un antiguo programa en blanco y negro, televisado por NBC (This is your life, 1953-1961), en donde se vieron escenas de la vida de la bailarina, incluyendo la aparición momentánea de Fernando Alonso, quien fuera su esposo durante 34 años. No creo que nadie en el público habrá identificada una foto que allí apareció de la Alonso, entre muchas otras, donde se le ve vistiendo uniforme de miliciana. Toda mención a sus ideales políticos no tuvieron lugar, no obstante, la antigua bailarina terminó su narración con un corto comentario, que con solo tres o cuatro palabra, dijo mucho (son mejores los bailes y las flores que la guerra). Parece imposible separar a la Assoluta de su activismo revolucionario.


¿Cómo puede resumirse una representación tan llena de buenos bailarines, y con tantas emociones distintas, según nos toca a cada cual? Kitri, en la versión danzaría de Paloma Herrera, es la ideal. Su intercambio con Marcelo Gomes, como Basilio, es tierno, coquetón y gracioso. De Gomes hay que señalar que adorna el rol no solo con su poderosa técnica, sino con una actuación que llena la escena de picardía, dejando al público con deseos de más. No en balde los numerosos aplausos y gritos que se escucharon al final del acto, que deben llegar también a la Mercedes, de la coquetona Veronica Part.

colaboradores  Homenaje a Alicia Alonso por el American Ballet Theatre

Xiomara Reyes y Herman Cornejo, la pareja del segundo acto. Foto de MIRA, cortesia de ABT.

El segundo acto, entregado a Xiomara Reyes y a Herman Cornejo, brinda menos oportunidad de que este par de magníficos bailarines, ofrezcan al público el virtuosismo que ellos dominan y el público prefiere. La labor de ambos fue sobresaliente, no obstante, el gitano de Daniil Simkin se robó el acto con sus acrobacias y diabluras. Los nuevos balletómanos parecen medir las labores artísticas de acuerdo con la gimnasia, no con la estética: Si no hay montones de “pirouettes” o saltos complicados, no quedan contentos. Part apareció aquí desdoblada en la Reina de las Dríadas, bien secundada por un Amor hechicero, según lo interpreta Sarah Lane.

El acto que cierra la obra contiene el afamado Pas de Deux que es plato fuerte en cualquier gala de ballet. De la pareja que la tuvo a su cargo esa noche, Natalia Osipova y José Manuel Carreño, siepre se espera lo mejor. Carreño ya hace varios años que estableció su rango de magnífico bailarín y excelente compañero, y la Osipova, en poco tiempo ha demostrado la versatilidad y exquisitez de su entrenamiento. Como quiera, esta Kitri, con sus deslumbrantes piruetas, la exactitud de sus pasos, y otras importantes muestras de perfección, parecía tratar de complacer y ganarse al público, mejor que establecer la necesaria relación con su compañero: Era el momento cumbre de la boda de ambos, y el momento sucedía rutinaramiento, sin los encantos de rigor. Carreño nunca pierde su elegancia, sin embargo, esa noche parecía cansado y distante, como si no hubiera comunicación emocional entre él y su pareja.

Al final de la noche sucedió lo que todo el público esperaba y deseaba: La aparición de la homenajeada en la escena, escoltada por Kevin McKenzie, director artístico de la compañía, de un lado, y por Carreño del otro. Los aplausos y los gritos aumentaron, y la Assoluta los aceptó con aparente humildad, inclinándose ligeramente.

colaboradores  Homenaje a Alicia Alonso por el American Ballet Theatre

Natalia Osipova y José M. Carreño, en el tercer acto. Foto de Rosalie O´Connor, cortesía del ABT.

colaboradores  Homenaje a Alicia Alonso por el American Ballet Theatre

José M. Carreño, Alicia Alonso y Kevin McKenzie, director de ABT, recibiendo la ovación del público (Foto cortesía de Sarah Díaz)

© 2010 Danza Ballet

00034

Black Swan: oda al anti-ballet   Darren Aronofsky, el director de “Black Swan”, quiso hacer un filme no sobre el ballet ni en sí ni para sí, sino utilizarlo en vistas al eterno tema literario del doble. Más acaso le hubiese valido que hicie...
Pas de deux classique: el ballet y la cocina A George Balanchine. Tanto la técnica del ballet como la de la cocina, se enriquecerán intensamente en el reinado posterior, el de Luis XV. Nuevos pasos surgen, el código académico gana en precisión, nace el virtuosismo. La cocina se hace más ref...
El adiós de Julio Bocca El adiós de Julio Bocca inaugura mañana la octava temporada de la Fundación Kursaal. El bailarín ofrecerá mañana en el Auditorio donostiarra una recopilación de sus mejores números junto al Ballet Argentino El 22 de diciembre concluye su gira de des...
Ballet de la Ópera Estatal de Viena y de la Volksoper Maravilloso “Sueño de una noche de verano”No es, desde luego, la primera vez que la comedia “Sueño de una noche de verano” de William Shakespeare, con la partitura homónima para representación esc&e...
Espectacular ballet Carmen / Bolero de Ben Van Cauwenbergh Amor, pasión, muerte y resurrección reúne el espléndido y sorprendente ballet Carmen/Bolero, pleno de simbolismos, del coreógrafo belga Ben Van Cauwenbergh (Amberes, 1958), con música de Georges Bizet (1838 - 1875), Wolfgang Rihm (1952) y Maurice Rav...
The Dream de Ashton y Firebird de Ratmansky, por el ABT BOSQUES ENCANTADOS DONDE MERODEAN HADAS Y HECHICEROS.                                        En una noche de un calor asfixiantes, la fuente de la hermosa plaza del Lincoln Center de Nueva York, lanzaba altos chorros de agua, tratando de refrescar ...


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies