Hacia arriba

Danza Ballet

#

Diseños y fotografías del ballet prohibido de Shostakóvich

6 diciembre, 2014
Imprimir

La Galería de Arte y Diseño Rusos, conocida por su acrónimo en inglés GRAD, reúne por primera vez en Londres diseños y piezas de vestuario, fotografías y retratos relacionados con ‘Bolt’ (el perno), el ballet que compuso Dmitri Shostakóvich en 1931.

La exposición, que se abre al público este sábado, es una colaboración entre la fundadora de la galería londinense, Elena Sudakova, y el Museo Estatal de Teatro y Música de San Petersburgo, cuya directora, Natalia Metélitsa, asistió a la inauguración privada, la noche del viernes.

El ballet, del compositor ruso Dmitri Shostakóvich, tenía coreografías inspiradas en máquinas, acrobacias y vestuarios geométricos y vanguardistas. Estrenada en 1931 y acusada de ser una burla encubierta, cuenta la historia de un obrero vago que quiere sabotear la maquinaria de una fábrica. Una muestra recopila en Londres ilustraciones, fotos, diseños y objeto de la época del montaje original. El ballet El tornillo (1931) ha quedado en la historia como uno de los proyectos más audaces y brillantes de Shostakóvich. El experimento musical y visual supuso un arriesgado escándalo para el autor, que no se cortó al escribir la historia, una sátira llena de tejemanejes y conspiraciones protagonizada por personajes cómicos. El diseño del vestuario acompañaba a las coreografías y la música con modelos de la más genuina vanguardia rusa y que realzaban la estrechez de mente de “burócrata pomposo”, la despreocupación del borracho o la timidez cuadriculada de la taquígrafa.

“Ya es hora de romper clichés sobre el arte ruso. Les ofrecemos una experiencia única para el público británico, algo que nunca han visto en Londres”, resaltó Sudakova a Sputnik en la sede de la galería, en el centro de la capital británica.

Bolt cuenta una historia de producción industrial, sabotaje y triunfo del buen trabajador. Pero el tratamiento satírico del ballet precipitó el cierre de la producción tras su estreno en Leningrado. La compañía del Bolshói recuperó finalmente la obra censurada del maestro Shostakóvich en 2005. “Es un ballet extraordinario y maravilloso”, afirmó la directora de GRAD.

“La música es fantástica, con una rica partitura que incluye segmentos serios y ligeros. Confío en que haya más puesta en escena”, sostiene por su parte Rosamund Bartlett, académica y autora especializada en el universo cultural ruso.

Basada en una historia real, la trama cuenta las hazañas de Lyonka Gulba, el trabajador indolente de una fábrica. Tras ser despedido, Gulba (que en ruso significa vago), en busca de venganza, persuade a una chica para tirar un tornillo en el interior de la maquinaria y colapsarla. El montaje industrial contaba con acrobacias y movimientos aeróbicos, martillos reales y coreografías basadas en máquinas. Le llovieron las críticas, las voces oficiales la consideraron una burla encubierta. El espectáculo fue estrictamente prohibido al poco tiempo de su estreno en el Teatro Académico de la Ópera de Leningrado y las piezas de la muestra son los únicos documentos visuales del proyecto original. Tuvieron que pasar 74 años para se representada de nuevo, reconstruida por el ballet Bolshoi en 2005 con Alexei Ratmansky como director.

La galería presenta hasta el próximo 28 de febrero una impresionante colección de los diseños de Tatiana Bruni, junto a piezas originales del vestuario que ideó para Bolt. Coloridas manchas geométricas, en acuarela, témpera o lápiz, dan forma a personajes con aire de comedia, como el pequeño burgués, la secretaria, el borracho, el contrarrevolucionario, el obrero o el oportunista. Sudakova sitúa a Bolt en la frontera entre el ‘avant garde’ de los años veinte y el realismo social imperante en la era Stalin. “Representa la última bocanada de libertad revolucionaria y experimentación en las artes visuales”, explicó la directora a esta agencia.

Bloques geométricos de colores vivos Hasta el 28 de febrero, la exposición despliega las ilustraciones de los trajes inteligentes y grotescos de la artista y diseñadora Tatiana Bruni (1902-2001) que vistieron al elenco de actores. Los bloques geométricos de colores vivos de los dibujos de Bruni representan el apogeo de la escenografía experimental en la Rusia posrevolucionaria y tienen ecos de la mejor cartelería propagandística soviética. Con libreto de Vladimir Smirnov, la música de Shostakovitch era una mezcla de géneros populares rusos y música clásica en la misma línea que las coreografías de Fedor Lopukhov.

La prosperidad creativa llegaba a su fin: el régimen avanzaba hacia un realismo socialNo es una casualidad que un espectáculo así se creara en 1931. La literatura y las artes visuales vivían un momento de cambios bullentes en la URSS, las vanguardias más estimulantes habían aprovechado la revolución política. Pero el rechazo de la crítica era un indicativo de que la prosperidad creativa llegaba a su fin: el régimen estaba interesado en avanzar hacia un realismo social y no había lugar para la imaginación ni la diversidad de estilos. Fue justo en 1932 cuando se aprobó el Decreto sobre la Recostrucción de las Organizaciones Literarias y Artísticas, una medida diseñada para coartar la independencia artística. Fuente Interent.

 

+ Fotos de Ballet El tornillo (1931) de Dmitri Shostakóvich en Danza Ballet® Blog

selecciones  Diseños y fotografías del ballet prohibido de Shostakóvich
Photo de ensayos de ‘Bolt’ en 1931 © Photo GRAD and St Petersburg State Museum of Theatre and Music

 

selecciones  Diseños y fotografías del ballet prohibido de Shostakóvich
Photo de ensayos de ‘Bolt’ en 1931 © Photo GRAD and St Petersburg State Museum of Theatre and Music

 

selecciones  Diseños y fotografías del ballet prohibido de Shostakóvich
Photo de ensayos de ‘Bolt’ en 1931 © Photo GRAD and St Petersburg State Museum of Theatre and Music

 

selecciones  Diseños y fotografías del ballet prohibido de Shostakóvich
Photograph of rehearsals of ‘The Bolt’, 1931, Dmitri Shostakóvich (Courtesy of GRAD and St Petersburg State Museum of Theatre and Music)

 


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies