Hacia arriba

Danza Ballet

#


John Clifford en México

1 agosto, 2008
Imprimir

"La única manera para que una compañía de ballet se internacionalice consiste en no quedarse con el repertorio clásico" advierte John Clifford.

El ballet es un arte cruel, pues importan mucho la edad y el físico: John Clifford.

Por Ericka Montaño Garfias

La única manera para que una compañía de ballet se internacionalice consiste en no quedarse con el repertorio clásico, advierte John Clifford. Se trata de abrirse a las nuevas coreografías, así como apostar por los bailarines jóvenes que tienen energía y técnica, y eso es lo que hace del ballet el arte más cruel, porque importa mucho la edad y el físico, indica el coreógrafo estadunidense, quien estuvo en México para trabajar con la Compañía Nacional de Danza (CND).

Y es que esa agrupación participará, desde este viernes, en el contexto del Festival Ballet Pro Música de Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos, con la coreografía Sinfonía para cuerdas número 74, basada en la Sinfonía número 9, de Felix Mendelssohn.


Acierto de Dariusz Blajer

Fueron cuatro los días durante los cuales Clifford, docente de la Fundación Balanchine y fundador del Ballet de Los Ángeles, trabajó con la compañía mexicana para montar esa pieza de su autoría. Lo que encontró, indicó, fue un cuerpo de ballet joven, con energía y muchas posibilidades de adoptar trabajos del repertorio de George Balanchine.

“Vine a México por dos razones –manifestó en entrevista con La Jornada–. La primera, para montar la coreografía que la CND presentará en Albuquerque y, la segunda, porque al ser docente de la Fundación Balanchine, quería ver si el grupo se había desarrollado lo suficiente para montar coreografías del maestro estadunidense. La ocasión anterior que Clifford estuvo en el país fue hace 18 años, “y es muy claro que los bailarines se han desarrollado muy bien en este tiempo. Cada compañía en el mundo es reflejo inmediato de su director; a veces es bueno, pero otras no tanto. “Por ejemplo, en Estados Unidos, en algunas compañías, y no diré nombres, los directores no son muy interesantes, así que las agrupaciones se han ido para abajo en calidad.

“Lo que ocurre con la CND es que en realidad está yendo para arriba, y la única explicación para mí es su director, Dariusz Blajer, porque ha contratado nuevos bailarines; hay muchos jóvenes y muy buenos que pueden seguir levantando la calidad de la compañía. Y no lo digo por política, es la verdad.” Esto es algo que sucede con compañías, como la de la Ópera de París y el Bolshoi, que están apostando por los jóvenes, eso hizo que hayan retomado su época de grandeza.

Es interesante lo que está pasando, añadió, “porque el ballet es un arte cruel, tal vez el más cruel, porque depende del físico, no como los pintores, los actores y los músicos, es como en el deporte. Es cruel porque, por ejemplo, cuando monto Balanchine, tengo que insistir exactamente en los dibujos de la coreografía de lo que se pide, y son muy difíciles técnicamente, por lo que sólo lo pueden interpretar los bailarines muy jóvenes.

“Eso es triste, porque los bailarines más grandes quieren bailar Balanchine, pero no los puedo escoger porque son coreografías muy difíciles que necesitan mucha energía y que los bailarines dominen las dificultades técnicas, y esto sólo lo pueden hacer los intérpretes jóvenes.” Y en la actualidad ya no sólo las coreografías de Balanchine son demandantes, existen coreógrafos como William Forsythe o Jirí Kylián, cuyas piezas son de mucha técnica, advierte. “Tengo muchas esperanzas puestas en la CND de México, porque he visto muchos jóvenes bailarines, porque creo que quiere internacionalizarse y la única manera de lograrlo es mediante un nuevo repertorio, no sólo El lago de los cisnes o Romeo y Julieta.

“Todos tienen a Romeo y Julieta, por eso deben apostar a un repertorio novedoso, diferente, combinado con obras de diferentes coreógrafos, no sólo los clásicos. Ahora el Kirov y el Bolshoi se han abierto a las coreografías de Balanchine y Forsythe.”


Buena técnica e inteligencia

Como coreógrafo, subraya John Clifford, “busco muy buena técnica e inteligencia en los bailarines, porque no quiero enseñar lo mismo una y otra vez. Me identifico rápidamente con los intérpretes inteligentes. Y si todo está muy bien ensamblado vale, porque el público también es inteligente.

“Balanchine siempre nos enseñó que debemos ser alguien que entretiene, que le hace pasar un buen rato a quien lo está viendo, finalmente es show business, es espectáculo.

“El ballet es un arte, pero si no haces pasar un buen rato al público, entonces fallaste. No importa si hay una buena técnica, si es algo frío y no entretienes al público es un desastre.”


Por Ericka Montaño Garfias
www.jornada.unam.mx


en Danza Ballet

Michael Crabb y el Ballet Nacional de Cuba

Horst Koegler, experto mundial de la danza

© 2008 Danza Ballet

00025

Anna Pavlova (1882 – 1931) Fue Anna Pávlovna Pávlova (12 de febrero de 1881 - 23 de enero de 1931) una de las máximas exponentes del ballet clásico. La rusa Anna Pavlova, murió el 23 de enero de 1931, a los 49 años de edad, cuando se encontraba en la cima de su carrera. En en...
Muere la bailarina Violette Verdy Violette Verdy (1 Diciembre 1933 - 8 Febrero 2016), bailarina clásica, ex directora del Ballet de la Opera de París, murió el lunes en Estados Unidos a la edad de 82 años. En la actualidad vivía en Bloomington donde se desempeñaba enseñando la dan...
A solas con John Neumeier Con motivo de la próxima visita que el Ballet de Hamburgo realizara a Barcelona durante el mes de mayo para presentarse en el Gran Teatre del Liceu reproducimos a continuación una entrevista exclusiva a su director John Neumeier realizada por Agustin...
Homage to Maris Liepa in Moscow Historic Stage 20 December, 2016. Bolshoi Theatre. Ballet Gala in the memory of Maris Liepa. 20 December, 2016. Bolshoi Theatre. Maris Rudolfs Liepa (27 July 1936, Riga – 26 March 1989, Moscow) was a Soviet Latvian ballet dancer. He graduated f...
Kenneth MacMillan Kenneth MacMillan, el gran coreógrafo inglés, tuvo una muerte tan dramática como muchas de sus obras. Murió entre bambalinas, mientras se reponía "Mayerling", el 29 de octubre de 1992. Su legado en el bal...
Isabelle Ciaravola, Danseuse Étoile l’Opéra national de Paris Entretien avec l'Étoile avant ses adieux dans Onéguine. A l’affiche dans Onéguine, Isabelle Ciaravola s’apprête à faire ses adieux officiels à la scène le 28 février. Grande interprète, lumineuse et musicale, elle revient sur un parcours jalonné de ...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies