Hacia arriba

Danza Ballet

#

Magnífico concierto de Dudamel y la Filarmónica de Berlín

31 diciembre, 2010
Imprimir
Juan Carlos Tellechea

Periodista y crítico.
Nacionalidad: Uruguayo.
Lugar de residencia: Berlín.

El señor Tellechea se formó en la Universidad de la República Oriental del Uruguay y en la Escuela Latinoamericana de Periodismo. Reside en Alemania desde 1980 (primero en Bonn, y desde 1999 en Berlín) donde colabora con numerosos medios de comunicación de Europa, Estados Unidos e Iberoamérica.

Ver más información


Es una velada invernal, pero sumamente cálida la de este concierto de fin de año con la mezzosoprano letona Elina Garanca y la Filarmónica de Berlín, dirigida por el venezolano Gustavo Dudamel. Aquí se olvidan la nieve, el hielo y los seis grados bajo cero que dominan las calles de la capital alemana.

Dudamel, como es habitual, sin partitura delante, adorado por el público, dirige con una soltura y energía que hechizan a los músicos de la Filarmónica de Berlín.

En Le Carnaval romain de Hector Berlioz el Allegro assai con fuoco, es interpretado con enorme vitalidad. La energía se prolonga en el Andante sostenuto y por último alcanza niveles altamente vibrantes en el Allegro vivace.

El precioso timbre de Garanca subyuga a los espectadores en la romanza D’amour l’ardente flamme de Marguerite, en la cuarta y última parte de La Damnation de Faust, aunque ella parece permanecer distante, no transmite sentimientos a la platea.

La Bacchanale del tercer acto de Samson et Dalila, de Camille Saint-Saens cautiva con sus temas orientales, desde un primer instante en el Allegro moderato, pasando por el Doppio più lento y llegando al Di più in più animato con el que Dudamel lleva con gran refinamiento a sus límites a la orquesta.

La mezzosoprano pone a prueba ahora sus tonos más oscuros y una voz de ensueño en el aria de Dalila del segundo acto, Mon coeur s’ouvre à ta voix, especialmente emocionante, por fin, en Ah! réponds à ma tendresse,/Verse-moi. verse-moi l’ivresse!

El celebérrimo preludio Allegro giocoso de Carmen, Dudamel abre con un impulso tan vigoroso que contrasta exquisitamente con la habanera L’amour est un oiseau rebelle que interpreta a continuación Garanca, aunque no con tanta entrega como la seguidilla del primer acto, colocada en el programa tras el Allegretto quasi andantino del preludio del tercero, con la excelente intervención solística del suizo Emmanuel Pahud (flauta).

Muy emotiva también fue la Chanson bohème del segundo acto, en la que cantante logra con su estupenda voz tonalidades de hermoso colorido, y los dos flautistas, Pahud y Andreas Blau una brillante intervención.

En El Sombrero de tres picos de Manuel de Falla Dudamel se pasea literalmente con la Filarmónica de Berlín por las seguidillas de la Danza de los vecinos (Allegro ma non tropo). Ofrece a continuación una vívida versión de la farruca en la Danza del molinero (Poco vivo – Moderato assai, molto ritmico e pesante), y concluye con la emocionante jota de la Danza final (Allegro ritmico, molto moderato e pesante) con gran lucimieno de los vientos, las maderas y las cuerdas.

Pero en los bises, tres en total, la zarzuela es también coprotagonista de esta noche. Tras las ovaciones y aclamaciones del público, Garanca y la Filarmónica dirigida por Dudamel interpretan las Carceleras de Las hijas del Zebedeo, una pieza de 1889 de Ruperto Chapí y Lorente (1851-1909), antes de que la orquesta acometa con gran brío un fragmento de La vida breve de de Falla.

Y asi llega el final del concierto, entre atronadores aplausos, con Granada, del mítico compositor mexicano Agustín Lara (1897-1970), quien seguramente adoraría la exquisita interpretación en español de la que también él llamaría “bonita” mezzosoprano letona. ¡Vaya noche de invierno!!!

El programa se repite en vivo este viernes 31 de diciembre a las 17:15 horas (del centro de Europa o de Alemania) por el Primer Canal (www.daserste.de) de la Televisión Alemana (ARD) y quienes se lo pierdan podrán ver todavía el vídeo de archivo (http://mediathek.daserste.de) en diferido.

 

 


 Berlín, 30/12/2010
Gran sala de conciertos de la Filarmónica de Berlín.
Elina Garanca (mezzosoprano). Orquesta Filarmónica de Berlín.
Director invitado Gustavo Dudamel.
Le Carnaval romain ouverture caractéristique op. 9; y La Damnation de Faust, Légende dramatique en quatre parties op. 24, de Hector Berlioz (1803-1869). Samson et Dalila, ópera en tres actos op. 47, de Camille Saint-Saens (1835-1921). Carmen, opera comique en cuatro actos, de Georges Bizet (1838-1875). El sombrero de tres picos, ballet en dos actos de la novela homónima de Pedro Antonio de Alarcón, de Manuel de Falla (1876-1946). 100% del aforo.

 

 

en Danza Ballet

Dudamel y la Filarmónica de Berlín en internet

© 2005 – 2010 Danza Ballet

00034

Dos damas del Ballets Russes nos dicen adiós Las páginas dedicadas a obituarios traerían una triste noticia en los primeros días del pasado mes de julio: Irina Baronova, la más joven y famosa de las “baby ballerinas” de los Ballets Russes, acababa de fallecer en  Australia, donde residía desde ...
Oz, el mago maravilloso que encanta a grandes y chicos Staatsballett Berlin La expectación es muy grande esta tarde del 18 de marzo de 2011 en el teatro de la Komische Oper de Berlín, atiborrado de niños, pero también de adultos (y jóvenes de espíritu). El Staatsballett Berlin estrena mundialmente la ve...
Arte y música del barroco Abren gran muestra de arte barroco quiteño en Hamburgo. La mayor muestra de arte barroco quiteño jamás salida de Ecuador será presentada por primera y única vez en Europa del 6 de noviembre de 2010 al 27 de febrero de 2011 en el Museo Etnológico de ...
Ballet de la Ópera de París – La Fille mal gardée   “La Fille mal gardée” de nuevo…con una nueva étoile. En la première de la temporada de “La Fille mal gardée” en el Palais Garnier, ayer 18 de junio fue nombrada étoile Myriam Ould-Braham, como ya ha publicado DanzaBallet, tras su interpretac...
100 años Arte Moderno en Colonia   La exposición del siglo, precursora del arte moderno, reconstruída en Colonia. Tuvo lugar hace una centuria a las puertas de Colonia (oeste de Alemania) y cambió definitivamente  el derrotero del arte en el mundo. La Exposición Internacional...
Nijinsky y Diaghilev La venganza: un plato que se come frío. El despido del bailarín estrella de la compañía y su camino descendente. La boda de Nijinsky en Buenos Aires durante la gira sudamericana de Ballets Russes despertó la ira de Diaghilev, amante traicionado. ...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies