Hacia arriba

Danza Ballet

#

La muerte de Pina Bausch


1 julio, 2009
Imprimir

La muerte de Bausch ha caído como una bomba en Alemania, donde la sorpresa y el dolor se han puesto de manifiesto en la multitud de reacciones que se han producido en todos los ámbitos. “Todos estamos consternados sobre la noticia de su muerte prematura”, escribió el presidente alemán, Horst Köhler, en un mensaje dirigido al hijo de Bausch, Rolf Salomon.

Pina Bausch, según ella había dicho recientemente, tenía muchos planes y entre ellos realizar una película sobre su trabajo junto con su amigo el director de cine Wim Wenders.

“Estoy desconsolado porque hayamos decidido llevar a la práctica nuestro viejo plan demasiado tarde”, dijo Wenders tras enterarse de la muerte de Bausch. Wenders se declaró consternado y subrayó que el trabajo artístico de Pina Baush era algo “único” que “ha enriquecido y reflejado nuestro tiempo como pocos otros”. Hace cinco días a Pina Bausch se le había diagnosticado un cáncer que ha resultado fulminante, informó el Wuppertaler Tanztheater, donde desarrolló buena parte de su carrera. Pocos días antes, Bausch había estado sobre el escenario, con su equipo habitual de trabajo, en la Opera de Wuppertal.

Cuando Bausch salió al escenario por última vez, para recibir los aplausos del público junto con sus compañeros, los asistentes se pusieron de pie y le tributaron una gran ovación, sin saber que se trataba de una despedida definitiva. El director y primer bailarín del Staatsballet de Berlín, Vladimir Malakhov, dijo que “el mundo ha perdido una de sus coreógrafas más importantes”.

“Me hubiera gustado poder volver a trabajar con ella”, afirmó Malakhov, que se declaró feliz de haber podido bailar una vez en el Wuppertaler. También las autoridades políticas de la región donde pasó la mayor parte de su vida -la cuenca del Ruhr- reaccionaron a su muerte, con elogios a su obra. “Ella reinventó el teatro danza”, dijo el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Jürgen Rüttgers.

El alcalde de Wuppertal, Peter Jung, por su parte subrayó la vinculación que Pina Bausch tuvo siempre con la ciudad desde la que, dijo, “revolucionó el mundo de la danza”.

El ministro alemán de Cultura, Bernd Neumann, recordó el significado que tuvo Pina Bausch para el mundo de la danza: “Fue un modelo y un icono, una creadora grandiosa y una renovadora visionaria”. Entre las obras más conocidas de Bausch se cuentan “Adagio -cinco canciones de Gustav Mahler” (1974), “Los siete pecados capitales” (1976) -coreografía basada en música de Kurt Weil y textos de Bertolt Brecht-, “Komm, tanz mit mir” (Ven, danza conmigo, 1977) y “Danzón” (1995)

Al comienzo, la radicalidad de algunas de sus obras produjo reacciones no siempre complacientes de parte del público. Tal fue el caso, por ejemplo, de su versión coreográfica de la ópera de Bela Bartock “Barbazul” (1977). La obra de Bausch combina muchos tipos de música, que van desde éxitos populares a música clásica, y combina además la danza propiamente dicha con otros recursos dramáticos. En algunas de sus obras, además, se baila entre el agua, entre el barro o entre claveles de plástico.

El canto, la recitación y la pantomima no faltaban entre los recursos expresivos de Pina Bausch, que parecía haberse propuesto desde sus comienzos convertir sus coreografías en obras de arte totales. La coreógrafa también tuvo sus incursiones en el cine como, por ejemplo, cuando hizo un papel de ciega en la película de Federico Fellini “Y la nave va” (1982), o en “Hable con ella”, de Pedro Almodovar, donde su danza fue el prólogo de la historia de dos mujeres en coma.

Pina Bausch hablaba poco de sus producciones ante al prensa y en las fiestas de los estrenos solía mostrarse reservada y con frecuencia se apartaba a fumar a un rincón.

Su silencio contrastó siempre con las interpretaciones de la critica que fue acuñando términos como “danza abstracta” o que hablaba de Pina Bausch como de la mujer que bailaba lo que tenía dentro del alma. (EFE)
personalidades  La muerte de Pina Bausch
Foto de archivo, tomada el 22 de octubre de 2007, de la coreógrafa alemana Pina Bausch, en Dusseldorf, Alemania. Bausch murió hoy martes 30 de junio a los 68 años.
©  2009 Danza Ballet
Pina Bausch y la Danza Teatro Desde 1973 la Bausch dirige su propia compañía, el Tanztheater Wuppertal, que se convirtió en sinónimo de excelencia para el teatro-danza en el mundo. Aunque viaja muchísimo con su ensamble siempre vuelve a la ignota ciudad a orillas del río Wupper....
Última entrevista a Pina Bausch en Chile "NUNCA QUISE SER COREÓGRAFA" Pina Bausch A los 68, etérea, cálida y firme como roca, mantiene su sitial como la coreógrafa clave de la danza contemporánea en el mundo. En su tercera visita a Chile, esta alemana de fama internacional abrió su corazón...
Muere la coreógrafa Pina Bausch La coreógrafa alemana Pina Bausch, cuyo trabajo es reconocido por haber revolucionado el lenguaje de la danza moderna, murió el martes a los 68 años de un cáncer diagnosticado días antes.Bausch, directora artística del Wuppertal Dance Theater, se gan...


Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies