Hacia arriba
MARIINSKY Ballet - 24 July - 12 August 2017

Danza Ballet

#

Martha Graham, 90 años de danza moderna



12 Julio, 2017
Imprimir

Como tantos otros nombres de la danza no incluidos en los libros de Historia del Arte, Martha Graham (1894-1991) debería estar presente en esos textos a estudiar desde los institutos.

Porque se le ha comparado, por su dimensión en abrir nuevos caminos de expresión, con Picasso o Stravinsky, y es que la senda que inició para la danza a partir de 1926, cuando fundó su compañía, es esencial para entender la vía moderna de este arte, desde entonces, y su influencia en tantos coreógrafos posteriores.

Por CRISTINA MARINERO para El Mundo

En 2016 se cumplían 25 años de su fallecimiento, a la muy longeva edad de 97 años, y el 90º aniversario de la fundación de su compañía, la Martha Graham Dance Company.

Janet Eilber es su directora artística desde 2005 y fue primera bailarina de la compañía durante las últimas décadas de vida de Martha Graham, además de actriz en títulos como En íntima colaboración, de Arthur Hiller, o Mi vida es mía, de John Badham. “Ella no era feliz con la danza decorativa, o donde los bailarines eran flores, reinas y príncipes”, asegura sobre los motivos del trabajo de la modernista norteamericana. “Quería hablar de las verdaderas emociones, por lo que empezó a estudiar a los humanos. Cómo se mueven, cómo reaccionan los cuerpos cuando están tristes o felices e inició un lenguaje de danza teatral con el vocabulario corporal analizado”.

Comenzaba así la denominada Técnica Graham, desarrollada con su descubrimiento de que las diferentes emociones humanas tienen que ver con la respiración y con la contracción y relajación del centro de nuestro cuerpo, su famoso contract-release. La creadora de Deep Song, Cave of the Heart o Diversion of Angels, obras maestras incluidas en esta gira, cultivó este cambio en el teatro. “El nacimiento de su técnica vino desde el escenario y cuando todavía su compañía era sólo de mujeres”, asegura Eilber. “Primero tenía una visión de cómo quería que bailaran, lo plasmaba en sus obras y luego hacía el trabajo de reflexión para poder enseñar. Fue en 1929-1930 cuando fechamos la fundación de la Técnica Graham, expandida progresivamente con cada nueva coreografía”.

La directora artística de la Martha Graham Dance Company, con sede en Nueva York y el Joyce Theater como uno de sus escenarios, subraya la apertura de miras de quien también fue maestra de movimiento para actores, como Bette Davis, cuando florecieron las compañías de ballet en la ciudad, el American Ballet Theatre y el New York City Ballet. “Al principio, en los años 20 y 30, no quería que sus bailarinas hubiesen estudiado ballet”, puntualiza, “porque necesitaba sus cuerpos libres de otra información mientras trataba de comprender la fuerza de la gravedad y su nueva técnica. En los años 40, vio que los a priori cambiaban, se subían más las piernas y se saltaba más. Le encantaba que los bailarines fueran más atléticos y lo tomó para su técnica. No estaba congelada en el tiempo, al contrario, siempre se empapó de los cambios en el mundo”.

Impulsora del escultor Isamu Noguchi (suyos son los diseños de Clytemnestra y Cave of the Heart, que veremos aquí), también de su bailarín, el luego vanguardista Merce Cunningham, y coreógrafa a la que siguieron también astros del ballet como Nureyev, Fonteyn y Baryshnikov, Graham estará en esta gira representada, además, por sus obras basadas en la guerra española: Deep Song (1937), bailada hace unas semanas en el Reina Sofía, por el 80º aniversario de Guernica, cuyo bombardeó le inspiró para hablar del dolor -proyectan, antes de ella, un audiovisual sobre este desastre-, y Chronicle, “creada por Martha Graham tras haber rechazado la invitación de los nazis para participar en el programa cultural alrededor de los Juegos Olímpicos de 1936, de Berlín”, señala Eilber.

Además, incluyen tres títulos de autores contemporáneos de renombre”que estudiaron su técnica o han estado influenciados por sus descubrimientos”. Así, se han programado Rust, de Nacho Duato, que vimos en el Auditorio de El Escorial en su visita de 2013, Mosaic, de Sidi Larbi Cherkaoui, estrenada en febrero en Nueva York, y Woodland, del sueco Pontus Lidberg, presentada en 2016.

¿Qué es lo que más recuerda, a día de hoy, de sus años con Martha Graham? Le preguntamos, como conclusión, a Janet Eilber. “Siempre me dio sabias y maravillosas lecciones”, asegura. “Tenía muy altas expectativas en nosotros, en el poder individual de cada bailarín.  Se dedicó en cuerpo y alma a la danza, y eso era lo que quería para la compañía. No pretendía que copiásemos sus movimientos, nos pedía poner toda nuestra emoción personal en la danza. Siempre decía ‘trata de ser tú mismo, no importa lo que hagas'”.

personalidades bailarines de ballet  Martha Graham, 90 años de danza moderna
Martha Graham en ‘Letter to the world’ BARBARA MORGAN

Guardar

Guardar

Merce Cunningham, el padre de la danza postmoderna El famoso coreógrafo y bailarín estadounidense Merce Cunningham, falleció a los 90 años en su casa de Nueva York por casuas naturales. El deceso se produjo en la noche del domingo al lunes. "Intento enseñar a los estudiantes y a los bailarines mi t...
La danza de Martha Graham Poseedora de un estilo lleno de  simbolismo, espiritualidad, psicología y fuerza expresiva, la bailarina y coreógrafa estadounidense Martha Graham, creadora de uno de los métodos más famosos de la danza contemporánea, nació el 11 de mayo de 1894 en P...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Click en este enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies