Hacia arriba

Danza Ballet

#

Un aire de Italia. La Ópera de París de Luis XIV a la Revolución


9 mayo, 2019
Imprimir

exposiciones  Un aire de Italia. La Ópera de París de Luis XIV a la Revolución
exposiciones  Un aire de Italia. La Ópera de París de Luis XIV a la Revolución

Organizada por la Biblioteca Nacional de Francia y la Ópera Nacional de París, la exposición es parte del 350 aniversario de la Ópera de París y recorre la historia a menudo tumultuosa de la primera escena lírica francesa bajo un ángulo sin precedentes: el del continuo enredo de los modelos francés e italiano.

“Un air d’Italie – L’Opéra de Paris de Louis XIV à la Révolution” Del 28 de mayo al 01 de septiembre de 2019 en el Palais Garnier.

Desde 1669 hasta 1791, la Ópera de París nunca dejó de ejercer su misión en una tensión permanente entre la referencia a un modelo transalpino y la afirmación de una ambición nacional. Ciento treinta piezas (manuscritos, dibujos de disfraces, modelos a escala, estampas y partituras) dan vida a esos años extravagantes de la Ópera, donde se encuentran las figuras de Luis XIV, Lully, Rameau, Gluck, Rousseau y Beaumarchais, mientras París Se afirma como la capital musical de Europa.

Los orígenes: el ballet de la corte y la ópera italiana (1600-1669).
Nacida en Italia a principios del siglo XVII, la ópera reúne todas las artes: música, canto, danza, poesía dramática, pintura, arquitectura. La representación de la primera ópera occidental cuya música se conserva, Euridice, tiene lugar en Florencia el 6 de octubre de 1600, el día de la boda del rey Enrique IV con María de los Médicis. Si la nueva reina está trabajando para promocionar el espectáculo italiano a su llegada a Francia, solo unos años más tarde, bajo el impulso de Mazarín, se entregarán las primeras óperas italianas en París. Para aclimatarlos al gusto francés, agregamos bailes espectaculares, que son favorecidos por un público aficionado a los ballets de la corte donde actúa el propio rey. De esta hibridación de las culturas francesa e italiana nació la ópera francesa.

exposiciones  Un aire de Italia. La Ópera de París de Luis XIV a la Revolución
Piero Bonifazio Algieri, Palais de Cérès, maquette de décor en volume pour l’acte I de Proserpine de Lully, 1758, gouache et rehauts d’or, Centre des monuments nationaux.

Los creadores de la ópera francesa (1669-1695).
Las famosas cartas de patente por las que el rey Luis XIV y su ministro Colbert otorgan en 1669 un privilegio de ópera al poeta y empresario de espectáculos Pierre Perrin ilustran perfectamente la durabilidad de la influencia italiana en las artes escénicas en Francia. Aunque establecidas “en imitación de los italianos”, las academias de ópera deben promover, en París como en la provincia, “representaciones en música y en verso francés”. Por lo tanto, tanto en respuesta a una forma teatral del extranjero como bajo la influencia de un modelo italiano todavía dominante, una reelaboración en un estilo nacional nació en Francia en la segunda mitad del siglo XVII. El florentino Jean-Baptiste Lully es la figura más prominente. En 1672, compró el privilegio de Perrin, pasó a llamarse Ópera de París “Academia Real de Música” e inventó un drama específicamente francés, la tragedia en la música, que prometió una gran fortuna hasta la Revolución.

El ballet de la ópera (1695-1715)
Desde la muerte de Lully, en 1687, hasta la Regencia, comenzó un período de experimentación que involucró a muchos compositores y coreógrafos, especialmente André Campra y Guillaume-Louis Pécour, quienes contribuyeron al surgimiento de un nuevo género lírico. , el “ópera-ballet”, en el que la danza conquista un estatus igual al del canto. Dioses y héroes de la antigüedad dan paso a personajes modernos, franceses, italianos, españoles, turcos, chinos y todo el personal de cómics retirado de la escena operística por Lully que reaparece a través de las figuras de baile de Arlequin y Polichinelle. de la comedia dell’arte.

La era de la controversia (1715-1781)
Ganadora en prestigio y fama en toda Europa, la Ópera de París se convirtió, en el siglo XVIII, en la base de muchas controversias, tanto musicales como coreográficas como estéticas. Uno de los más famosos es la pelea de Bouffons, que se desató en 1752 tras la llegada a París de una compañía de cantantes italianos que interpretaban La Serva Padrona Pergolese. Feroz, esta controversia enfrenta a los partidarios de la ópera napolitana, agrupados detrás de Rousseau, a los de la música francesa que, sorprendidos de ver “histriones ultramontanas” profanas este templo del gusto que es la Ópera de París, piden Rameau, visto como el garante del gran género de tragedia. A lo largo del siglo, alternan los períodos de restauración del antiguo repertorio musical nacional y los momentos de apertura a influencias extranjeras, como en 1778, cuando el director de la Ópera programó una temporada de opere buffe y respiro a propósito. sobre las brasas de una nueva pelea franco-italiana, la de los gluckistas y los piccinnistas.

La era de la controversia (1715-1781)
Ganadora en prestigio y fama en toda Europa, la Ópera de París se convirtió, en el siglo XVIII, en la base de muchas controversias, tanto musicales como coreográficas como estéticas. Uno de los más famosos es la pelea de Bouffons, que se desató en 1752 tras la llegada a París de una compañía de cantantes italianos que interpretaban La Serva Padrona Pergolese. Feroz, esta controversia enfrenta a los partidarios de la ópera napolitana, agrupados detrás de Rousseau, a los de la música francesa que, sorprendidos de ver “histriones ultramontanas” profanas este templo del gusto que es la Ópera de París, piden Rameau, visto como el garante del gran género de tragedia. A lo largo del siglo, alternan los períodos de restauración del antiguo repertorio musical nacional y los momentos de apertura a influencias extranjeras, como en 1778, cuando el director de la Ópera programó una temporada de opere buffe y respiro a propósito. sobre las brasas de una nueva pelea franco-italiana, la de los gluckistas y los piccinnistas.

En los albores de la Revolución (1781-1791)
El incendio de la sala Palais-Royal obligó a la Ópera a mudarse a una nueva sala, cerca de la Puerta de San Martín, donde sufrió la competencia de los teatros a lo largo de los bulevares. de París. Antes de renovar su repertorio, así como sus fondos y disfraces, continúa dando la bienvenida a los italianos, incluido Salieri, que está trabajando para consolidar el modelo de tragedia en la música, socavado después de la partida de Gluck. En 1787, Tarare, en un libreto de Beaumarchais con un perfume revolucionario, envolvió la capital. A pesar de este éxito, la Ópera acumula las deudas y debe ser cedida a la ciudad de París. Si la ley del 13 de enero de 1791 que proclama la libertad de los teatros y el fin del sistema de privilegios suena como un golpe de gracia para la Ópera, un informe presentado al organismo municipal recomienda garantizar la protección, así como la radiación para muchos años mas.

Una docena de estaciones musicales y tres interludios marcan la visita: un interludio lírico por un lado, con una lección de canto de Stéphanie d’Oustrac y extractos de videos del repertorio de la Real Academia de Música que los evoca Dos siglos de vida musical. un interludio coreográfico, por otro lado, con una proyección audiovisual de un trabajo de investigación experimental que muestra la evolución de los pasos de baile del siglo XVIII a principios del siglo XIX.

Un air d’Italie – L’Opéra de Paris de Louis XIV à la Révolution
Commissariat

  • Christian Schirm
  • Mickaël Bouffard
  • Jean-Michel Vinciguerra

Imágenes de Bibliothèque Nationale de France

Dossier con iconografía completa

exposiciones  Un aire de Italia. La Ópera de París de Luis XIV a la Revolución

 

Repetto Eau de Toilette En chaque femme sommeille une danseuse. Vous dansez ? De l'Art de la Danse à l'Art du Parfum il n'y a qu'un pas. Le premier Parfum de la Maison Repetto est l'accessoire ultime de la femme pour révéler sa grâce et sa beauté. Découvrez un flacon préc...
Ópera, ballet, teatro en el CNCS de Moulins, Francia Ópera, ballet, teatro... la magia del vestuario en Francia Vestuario y decorado, corazón de las ilusiones escénicas, que se convierten en el molde con el que costureros y artesanos construyen la atmósfera de la ópera, el teatro y el ballet, está gua...
Collection tee-shirt et sacs de Danza Ballet® Tu aimes ? Avec Danza Ballet® nous préparons actuellement la nouvelle collection de t-shirts et sacs de Danza Ballet® Automne-Hiver 2012/2013 .... pour ceux qui ne peuvent pas vivre sans le ballet, pour ceux qui ne peuvent pas passer la semain...
Moda y Ballet ¿Cómo influenció el ballet en la historia de la moda? Hoy los bailarines actúan con numerosas formas de vestuario, incluido el sencillo vestuario de ensayo que se usa en el estudio. Aunque utilizado por primera vez por el coreógrafo ruso-estadouniden...
Historia del tutú Balanchine & Karinska La modista rusa Karinska, creadora de los más bellos tutus. Un tutu debe ser un instrumento de esplendor visual para la audiencia, proporcionando placer y seguridad a la hora de bailar. La elección del vestuario de ballet es un tema fu...
Ópera. Pasión, poder y política en CAIXAFORUM MADRID SE INAUGURA EN CAIXAFORUM MADRID LA EXPOSICIÓN ‘ÓPERA. PASIÓN, PODER Y POLÍTICA’ CON LA PARTICIPACIÓN DEL LICEU. En el marco de la celebración del 20 aniversario de la reapertura, el Gran Teatre del Liceu colabora con la Obra Social ”la Caixa” en la...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies
Conozca TLM