Hacia arriba

Danza Ballet

#

Guillermina Bravo en su 90 aniversario

14 noviembre, 2010
Imprimir

 

Este sábado 13 de noviembre es día de fiesta para la cultura mexicana: la maestra Guillermina Bravo, decana de la danza contemporánea en México, cumple 90 años.

Para festejarla, La Jornada convocó a especialistas, bailarines, alumnos y amigos de esta figura central, quienes a continuación rinden tributo a la artista ante el señalamiento de la comunidad artística de que las autoridades culturales le escatiman un homenaje nacional a la notable bailarina y coreógrafa.

El investigador y crítico de danza, Alberto Dallal ubica a Guillermina Bravo como la figura preponderante de la danza mexicana de concierto en la segunda mitad del siglo XX y primeros años del XXI, hasta que cerró el Ballet Nacional de México (BNM). “Ella perteneció como bailarina al grupo que comandaba Waldeen y que desató el Movimiento Mexicano de Danza Moderna desde 1940, que aglutinó a coreógrafos, bailarines, compositores, diseñadores, pintores, escritores y fotógrafos.

Epicentro, la cúspide de su obra

Para Dallal, Bravo fue una creadora e inconfundible intelectual de la danza. "Si el Colegio Nacional no fuera una institución tan elitista, antidemocrática e incongruente con los tiempos mexicanos, la asumiría como uno de sus miembros".

Dallal considera coreográficamente a la maestra Guillermina como la más sólida y profesional de la danza mexicana por sus inacabables investigaciones. Asimismo, la más mexicana por sus obras El paraíso de los ahogados, Reportaje de la Patria, Los magos (sobre las víctimas del 68), El llamado, sobre la situación en América Latina.

“Para mi gusto, Epicentro representa la cúspide de su creatividad: formas aparentemente abstractas que tratan de la animalidad y de la sexualidad del ser humano mediante una estructura coreográfica perfecta.

"La coreógrafa trabajaba como nadie lo ha hecho la música, el tema, el tiempo, y le imponía un sentido claro a través del movimiento de los bailarines, además de que no improvisaba."

Según el autor del libro La danza en México, a Bravo le interesa mucho la profesionalización del bailarín: "Sus seguidores y muchos coreógrafos actuales saben, gracias a su obra, que a la danza hay que entregarse en cuerpo y alma. Por más talento que se posea, se debe capacitar el cuerpo y la mente".

Además de organizadora y creadora, Dallal considera a Guillermina Bravo como militante de la libertad y de la discusión emprendedora. “Muchas veces discutimos y nos peleamos en torno a una sola idea. Tiene hasta la fecha un gran sentido del humor (puede bromear y tener frases chuscas en torno a los episodios y personajes más importantes de la vida) y un sentido político de la existencia. Se encuentra preocupada por la ausencia de negociación en las actuales circunstancias del país y del mundo.

El experto en danza recuerda que Bravo "no se gustaba mucho después de que dejó de bailar en 1961 y tuve que convencerla para que Rafael Doniz le tomara fotografías exclusivas".

Guillermina Bravo se distinguió por experimentar con los temas sociales y nacionales en sus obras, le interesaba la raíz del mito de la danza indígena, pero nunca hizo danzas copiadas. Con el Ballet Nacional de México se presentó en pueblos, ejidos, escuelas y en plazas de toros porque tenía claro el tipo de danza que ofrecía.

La investigadora Patricia Cardona considera a Bravo una mujer vital, absolutamente divertida, que no se toma en serio la vida en el sentido de que no es melodramática, sino que tiene una ironía natural exquisita y estar con ella es un placer, contagia alegría, fuerza y pasión.

 

Continúa en www.jornada.unam.mx

 

personalidades  Guillermina Bravo en su 90 aniversario

La decana de la danza contemporánea en el país, en imágenes tomadas del libro
Guillermina Bravo: iconografías, de Patricia Cardona
Foto Walter Reuters y Maritza López

 

 

 

en Danza Ballet

Crear una compañía fuerte y sana, deseo de Guillermina Bravo en su 90 aniversario

Al pueblo se le debe dar cultura bien hecha: Guillermina Bravo

© 2005 – 2010 Danza Ballet

00025

Zizi Jeanmaire et Roland Petit Un patrimoine pour le dans   Le chorégraphe Roland Petit et sa muse Zizi Jeanmaire s'installent au Musée Rath à Genève dès mercredi 4 avril.  Une exposition survole la carrière de ce couple mythique de la danse et du mus...
Maya Plisetskaya, vivir para la danza "Sigo bailando, mis piernas no están cansadas" Maya Plisétskaya  MAIA PLISETSKAYA, A LOS 79, REPASA SU VIDA: LA DANZA, LA UNION SOVIETICA, EL BOLSHOI. Se la llamó la Maria Callas del ballet. Pero cuando se lo dijeron, ella no conocía a la diva de l...
A solas con John Neumeier Con motivo de la próxima visita que el Ballet de Hamburgo realizara a Barcelona durante el mes de mayo para presentarse en el Gran Teatre del Liceu reproducimos a continuación una entrevista exclusiva a su director John Neumeier realizada por Agustin...
Muere el coreógrafo Maurice Bejart El coreógrafo francés Maurice Béjart, uno de los fundadores de la danza contemporánea, ha muerto a los 80 años, según ha informado el Béjart Ballet Lausanne (BBL), que dirigía desde hace una veintena de años en la ciudad suiza de Lausana de la que to...
Rudolf Nureyev en el Teatro alla Scala El Teatro Alla Scala presentó un DVD dedicado al gran bailarín ruso Rudolf Nureyev, uno de los artistas que más revolucionó la historia de la danza del siglo XX.El bailarín, que modernizó la figura decadent...
Merce Cunningham, el padre de la danza postmoderna El famoso coreógrafo y bailarín estadounidense Merce Cunningham, falleció a los 90 años en su casa de Nueva York por casuas naturales. El deceso se produjo en la noche del domingo al lunes. "Intento enseñar a los estudiantes y a los bailarines mi...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies