Hacia arriba

Danza Ballet

#

ZARATUSTRA, el canto de la danza


18 febrero, 2008
Imprimir

selecciones  ZARATUSTRA, el canto de la danza
selecciones  ZARATUSTRA, el canto de la danza

“Zaratustra es un bailarín”

En él, la danza vuelve a mostrarse constantemente, como una obsesión espiritual y física, a la vez que nos obliga a pensar.

BÉJART BALLET LAUSANNE. Por Maurice Béjart. Traducción de María Teresa García (Teatro Real de Madrid).

Resulta extraño que esta corta frase de pocas palabras, repetida varias veces en diferentes obras incluso en su último libro, Ecce Homo, no haya llamado la atención de los numerosos comentaristas de Friedrich Nietzsche! A veces compara a Zaratustra con Dionisos, el héroe de su primera obra El nacimiento de la tragedia (1871), asimismo dios del Teatro, de la Danza y del éxtasis del movimiento.

Hagamos un recorrido por los capítulos de ese poema que es Así habló Zaratustra. En él, la danza vuelve a mostrarse constantemente, como una obsesión espiritual y física, a la vez que nos obliga a pensar. Pero cómo pensar sin danzar, cómo comprender cualquier cosa de la existencia sin este movimiento rítmico conectado a lo más profundo del ser.

El pensamiento de Nietzsche, deformado, mal comprendido e incluso adulterado y falseado por unos herederos sin escrúpulos ha servido, lamentablemente, de aval para las ideologías más cobardes y más asesinas, transformando a este genio sensible en apóstol de un régimen monstruoso!

Pero volvamos a leer estas pocas citas de un hombre, joven y sensible, músico capaz de fascinar a un auditorio durante horas improvisando con su piano y confesando tímidamente: “Sí, con frecuencia se me ha visto bailar”… ¡y era en las montañas entre Portofino y Génova!

Que este ballet sea pues, a través de este genio, un himno al cuerpo humano danzando más allá de los siglos, de las razas y de las civilizaciones.

Que este ballet sea “El canto de la danza”!

En su último libro, Ecce Homo, Nietzsche habla con nosotros de nuevo y comenta toda su obra, ofreciéndonos frecuentemente algunas confidencias personales: En mí, la agilidad de los músculos fue siempre mayor cuando la potencia creativa era más fuerte. El cuerpo se entusiasma.

Dejemos ‘el alma’ fuera del juego …¡con frecuencia se me ha visto bailar!

Cómo, leyendo este texto tan conocido, y sin embargo tantas veces mal interpretado, no se ha destacado la importancia de la Danza en la obra del poeta, así como su pasión por la música.

Compuso igualmente numerosas piezas para piano, una de las cuales está en este ballet. Pero dejemos hablar al autor, por lo que estas citas diversas extraídas del poema son el mejor argumento para un ballet cuyo tema principal es la Danza. Danza universal más allá de los estilos, de las modas, de las épocas, de las tendencias. ¡Danza-unión, vida, amor y futuro! ¡Danza-Música!

No podría creer sino en un Dios que supiera Danzar.

¡No interrumpáis vuestra danza, amables muchachas! El que viene a vosotras no es un aguafiestas de mirada torva, no es enemigo de las jóvenes. Represento a dios ante el diablo: éste es el espíritu de la pesadez. Oh, ligeras, ¿cómo podría yo ser enemigo de vuestras danzas divinas? ¿O enemigo de los pies de muchachas con hermosos tobillos?

Un día he querido bailar como nunca jamás había bailado: he querido bailar más allá de todos los cielos.

La parábola de las cosas más elevadas no puedo decirla más que con la danza.

El cuerpo ágil, el cuerpo convincente, el Bailarín simboliza y resume un alma feliz consigo misma.
Y sobre todo, como soy enemigo del espíritu de la pesadez, tengo algo de pájaro.
Y ante todo he aprendido a tenerme en pie, a andar, a correr, a saltar, a trepar, a bailar. Porque ésta es mi doctrina: el que quiera aprender un día a volar, primero es necesario que aprenda a tenerse en pie, a andar, a correr, a trepar, a bailar: ¡no basta con batir las alas para saber volar!
¡Y que toda jornada en la que no se haya bailado una vez esté perdida para nosotros! ¡Y que nos parezca falsa toda verdad que no traiga consigo al menos una alegría!
Nuestro amor baila con sonidos sobre arco iris de todos los colores.

Béjart y Nietzsche

En mis comienzos la obra de Nietzsche fue para mí una gran fuente de inspiración, creo que Wagner y él en su extraña amistad, apasionada y feroz, han trastornado mi juventud y mis primeras investigaciones. Cito aquí solamente algunas obras en las que Nietzsche me sirvió de inspiración para mi trabajo creativo:

1958: Orphée (Pierre Henry) inspirado por El nacimiento de la tragedia
1965: Novena Sinfonía (Beethoven)
1967: Messe pour le temps présent (2 cuadros: la Danza y la Noche)
1974: Ce que l’Amour me dit (Mahler)
1984: Dionysos ( Wagner, Hadjidakis y música griega antigua)

ZARATUSTRA, el canto de la danza

  • Coreografía Maurice Béjart
  • Vestuario Henri Davila
  • Luces y disposición escénica Clément Cayrol

PROGRAMA

Prélude
Música de Richard Wagner y Ludwig van Beethoven

Venise
Música de Antonio Vivaldi y Richard Wagner

Les 4 éléments
Músicas iraníes, Johann Sebastian Bach,
Jacques Offenbach y Richard Wagner

Le chant de la nuit
Música de Ludwig van Beethoven

Violence… Rires… Passion
Música de Richard Wagner y Pietro Metastasio

Dionysos
Músicas iraníes, Manos Hadjidakis y Richard Wagner

Ariane
Música de Friedrich Nietzsche y Richard Wagner

L’éternel retour
Músicas aborígenes

Le voyageur
Músicas de distintos países. Percusión

Alle Menschen werden Brüder
Música de Ludwig van Beethoven

selecciones  ZARATUSTRA, el canto de la danza
Maurice Béjart (Marsella, 1 de enero de 1927 – Lausana, 22 de noviembre de 2007).
Les contes d’Hoffmann por Yvan Nommick LES CONTES D’HOFFMANN: EL ÚLTIMO SUEÑO DE OFFENBACHOffenbach: música francesa, libre, viva, con algo de risa sarcástica, pero clara, graciosa hasta la banalidad (no se disfraza de ningún modo) y sin afectar una sensibilidad mórbida .Friedrich Nietzsc...
Modes de representació i recepció de la violència en la dansa moderna «Less is more» Sembla que la violència és inherent a l'ésser humà. La particularitat del segle XX no és tant la barbàrie de la violència, sinó la indiferència i la insensibilització envers el dolor aliè. I no és d’estranyar, ja que contínuament els...
Chaikovski: Suite número 4, A la manera de Wolfgang Amadeus   El arte dialoga con el arte en busca de la vida y con la muerteChaikovski: Suite número 4, A la manera de Wolfgang Amadeus Por Santiago Martín Bermúdezdramaturgo, narrador y ensayista musical En La dama de picas, la penúltima ópera de Chaik...
American Ballet Theatre: La ONU de la danza Conservadora y de vanguardia por partes iguales, la compañía neoyorquina es una de las más importantes del mundo. De vocación itinerante, ya recorrió 131 ciudades y no tiene sala propia, aunque el Metropolitan Ope...
Street Scene De Kurt Weill El largo viaje hacia la ópera americana Por Josep Maria Pou - Teatre Liceu Escapando de la Alemania de Hitler, Kurt Weill lleg a a los Estados Unidos el 10 de septiembre de 1935, dando por concluido un largo periplo que le ha llevado de Alemania a ...
La ausencia de Béjart: John Neumeier “Sentiré infinitamente” la ausencia de Béjart: John Neumeier El coreógrafo y bailarín estadunidense John Neumeier, director del Ballet de Hamburgo, expresó hoy su “profundo pesar” por ...

Ballet Barcelona - Carolina de Pedro Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR

Aviso de cookies
Conozca TLM